lee nuestro papel digital

Noticias

Cierre anticipado de las ramadas populares en Los Ángeles marcaron las fiestas dieciocheras

Desde la noche del domingo 16 las precipitaciones se hicieron presentes en la comuna en forma ininterrumpida, que afectaron tanto a la infraestructura y al terreno, como al interés de la gente en asistir al recinto municipal.


 Por La Tribuna

19-09-2018_19-13-451__6.3

A pesar que el pronóstico del tiempo fue altamente difundido una semana antes de comenzar las celebraciones de Fiestas Patrias, el viernes 14 de septiembre se inauguró oficialmente  el recinto de las ramadas populares en Los Ángeles ubicado en la calle Gabriela Decap, cancha Kennedy, a un costado del liceo técnico de la comuna.

En el terreno se ubicaron 10 fondas y ramadas, además de puestos de juegos populares y kioscos más pequeños de ventas de dulces y otros productos para los más pequeños de la casa. Los dueños de los puestos más grandes pagaron un alto derecho para instalarse en el lugar, que además consideraba la venta de bebidas alcohólicas.

En el momento de la apertura se anunció que las ramadas iban a funcionar desde las 10 de la mañana a hasta las 4 de la madrugada desde el viernes hasta el miércoles 19 de septiembre, contaba con baños y estacionamientos; además en el lugar se instaló un local  de Carabineros y una patrulla de vigilancia privada con el fin de asegurar el orden en todos los días de celebración.

El viernes y sábado fue el punto máximo de asistencia de público, ya que el clima acompañó esos dos días de fiesta.

DOMINGO LLUVIOSO

Sin embargo, a partir del 16 de septiembre la situación cambió drásticamente, ya que la lluvia se hizo presente, tal cual como lo habían anunciado los sistemas de meteorología nacionales e internacionales.

Este hecho marcó el primer precedente negativo, ya que la madrugada del lunes 17 el recinto de las ramadas amaneció completamente anegado por el agua, lo que implicó una solución de emergencia por parte de la autoridad comunal que fue la distribución de arena para absorber el agua y la construcción básica de canaletas. Esta situación permitió normalizar el funcionamiento de las ramadas, aunque durante la tarde del lunes se observó muy poca gente en el lugar.

Durante la noche y la madrugada de ese día, la lluvia no se detuvo, lo que perjudicó notablemente la asistencia del público y además el terreno colapsó por la cantidad de agua caída.

ALCALDE Y FONDEROS SE REÚNEN

La mañana del 18 de septiembre la situación era insostenible, así lo expresaban los dueños de las ramadas, quienes con cierta sorpresa y preocupación vieron llegar a la primera autoridad de la comuna, el alcalde Esteban Krause, para conversar sobre lo que estaban viviendo sus negocios.

Fue a partir de allí que Krause hizo un anunció a través de sus redes sociales donde declaraba que “han caído más de 58 mm de precipitaciones en las últimas 24 horas en nuestra zona, por eso hoy interrumpí mis vacaciones, y me reuní con la mayoría de los ramaderos, y en conjunto hemos decidido cerrar el recinto municipal, la lluvia sigue. El jueves nos reuniremos para buscar alternativas para que ellos puedan instalarse nuevamente y así recuperar algo de su inversión”.

Por lo que el terreno quedó cerrado y los locales se clausuraron de manos de sus propios dueños a la espera de la reunión con el alcalde para proyectar una solución a las pérdidas que dejaron estos complejos días de lluvia.

LAS OTRAS COMUNAS DE LA PROVINCIA

Mientras tanto, en las otras 14 comunas de la provincia, una situación similar se vivió en Santa Bárbara y Antuco, donde la carpa que protegía las ramadas fue traspasada por la lluvia. En las demás comunas, las tradicionales fondas se celebraron sin sobresalto en cada localidad, ya que los recintos estaban dispuestos para ello.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes