lee nuestro papel digital

Medio Ambiente

Pudúes son devueltos a su hábitat natural

Los ejemplares estuvieron en el Centro de Rehabilitación Ñacurutú, ubicado en Coliumo, Tomé, previo a su liberación.


 Por Jorge Guzmán B.

Pudú parque sept 5

En una zona de bosque nativo fueron devueltas a su hábitat natural dos ejemplares de pudúes (Pudu puda) por funcionarios/as del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Biobío y personal del Parque Alessandri Coronel de Fundación CMPC, luego de un proceso de recuperación en el Centro de Rehabilitación Ñacurutú, ubicado en Coliumo, Tomé.

“Esta acción es posible gracias al compromiso de la ciudadanía que informa al SAG oportunamente que estos ejemplares se encontraban heridos, permitiéndonos trasladarlos a centros de rescate, como en este caso a Ñacurutú, donde son evaluados y reciben el tratamiento y cuidado necesario para su reinserción, conservando su instinto natural de escape y alerta ante humanos”, destacó el Director Regional (s) del SAG de Biobío, Roberto Ferrada.

Por su parte, Maite Artiagoitia, coordinadora del área de cultura y naturaleza de la Fundación CMPC, indicó que “el parque no es solamente un lugar de acogida para las personas, para aprender, sino también para la fauna nativa de nuestra zona. El parque es un espacio natural, tiene una zona de bosque nativo donde se liberaron estas especies, tiene un sotobosque, es un espacio bien protegido, tiene rejas que si bien protegen en gran parte de las amenazas de perros asilvestrados, esperamos también que la comunidad cercana cuide a sus propios animales, una tenencia responsable de sus mascotas, para que no lleguen a estos espacios”.

En este sentido, Cristian Herrera, Director de la Fundación Ñacurutú, explicó que se trata de una pudú juvenil, de un año de edad aproximadamente, la que fue encontrada, en enero de este año, en un sector rural de la comuna de Santa Juana siendo una cría, muy delgada y debilitada. En un comienzo se cuidó con dieta especial para animales herbívoros y se le administró la papilla con jeringa hasta que su condición fue mejorando y era capaz de alimentarse por sí misma, logrando consumir variados tipos de vegetación.

Mientras que la otra ejemplar, una adulta de unos dos años de edad, fue encontrada por una vecina en la localidad de Rafael, comuna de Tomé, en julio de este año, con heridas en parte posterior y lomo, producto de mordidas de perros, siendo trasladada por funcionarios de Carabineros de Chile a Ñacurutú, donde curaron sus heridas y realizaron un manejo adecuado para minimizar el estrés que presentaba.

Por ello, el directivo del SAG agradeció el compromiso de la ciudadanía y llamó a respetar la fauna silvestre y en caso de avistamientos en su hábitat natural, cuando éstos no presenten alguna lesión o problema de movilidad “a no molestarlos y dejarlos que retornen de forma voluntaria a su medio natural, ya que la manipulación inadecuada y el cautiverio son un grave daño que se les provoca a estas especies”.

Asimismo, destacó que la fauna silvestre tiene un rol fundamental en el equilibrio ecológico del medio ambiente y es benéfica para la agricultura, y recordó a la comunidad regional que no se puede mantener especies de aves y animales silvestres en cautiverio sin autorización del Servicio Agrícola y Ganadero.

El pudú es una especie que también está protegida por la Ley de Caza, por lo que su caza y captura están prohibidas. Su estado de conservación está catalogado en la zona sur como vulnerable.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Pudupudu chileSAGsag chileservicio agricola y ganaderoservicio agricola y ganadero chile
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes