lee nuestro papel digital

Medio Ambiente

Tratamiento de aguas servidas permitiría aprovechar mejor el agua en Biobío

Desde la Junta de Vigilancia del río Biobío dijeron que para llegar a resultados exitosos es necesaria la asociación público privada, dado que ninguno de los sectores puede desarrollar estos proyectos por sí solo.


 Por Jorge Guzmán B.

pm 1 0308
La reutilización de aguas en el marco de un escenario de déficit hídrico siempre es una buena opción, que por lo demás podría aplicarse en la región a nivel industrial.

El presidente de la Junta de Vigilancia del río Biobío, Juan Vallejos, manifestó que la reutilización de aguas servidas se ha dado potenciando la inversión público-privada en infraestructura de tratamiento de éstas, en lugares donde el recurso es escaso. Si bien estos sistemas siempre son positivos, aún no hay proyectos de este tipo en la región. 

El vocero de la asociación de usuarios de agua explicó a diario La Tribuna que “hoy estamos empezando a conversar sobre el tema de la reutilización. Hay muy pocos ejemplos que podamos rescatar de reutilización de aguas servidas, de aguas grises o agua industrial. No contamos con muchas guías que nos ayuden a saber cómo reutilizar el agua. En general, en el mundo se ha ido dando eso por la escasez; por lo tanto, es probable que muy pronto tengamos que innovar en el norte de nuestro país”.

Dicha innovación podría consistir, según Vallejos, “en la reutilización de agua. Lo que he podido ver han sido usos relacionados a agua para riego, permitiendo suplir una parte de las necesidades, junto con obligar a tratar estas aguas y evitar el vertimiento de estas en los cauces naturales”.

FALTAN INCENTIVOS PARA CREAR INFRAESTRUCTURA DE TRATAMIENTO

El vocero de la agrupación de usuarios del afluente aseguró que “siempre es positivo pensar en la reutilización de aguas, pero no conozco sistemas de reutilización de aguas en nuestra región a nivel industrial”.

Respecto a los eventuales protagonistas para conseguir la instalación de plantas de tratamiento de aguas servidas para su reutilización, el dirigente de la Junta de Vigilancia del río Biobío dijo que “en general, la implementación de este tipo de infraestructura se desarrolla producto de la necesidad. Difícilmente podemos imaginar que podrían llegar a existir plantas de tratamiento a partir de una moda o política particular. En general, esto tiene que ir asociado a incentivos para que la producción limpia sea una necesidad”.

Según el presidente de la Junta de Vigilancia, el desarrollo de plantas para poder reutilizar aguas servidas se daría “en la medida que la escasez de agua nos exija esta reutilización y aprovechar mejor los recursos hídricos o la normativa nos exija realizar el tratamiento del agua posterior a su uso”.

“No veo muy factible, considerando específicamente las condiciones en las que estamos actualmente, que esto se pueda dar en forma masiva”, adelantó Vallejos al ser consultado sobre el avance en la reutilización de aguas grises como método para enfrentar el escenario de escasez hídrica en la zona. “Lo que yo creo es que tiene que haber una política, la que permita las inversiones que esto requiere. Por supuesto que esto tiene que ir asociado a incentivos”, precisó.

Asimismo, detalló que estos incentivos deben ir enfocados en “la industria, así como la población en general, de manera que efectivamente se puedan lograr las inversiones que se requieren para poder procesar las aguas servidas”. Respecto a la relevancia de la cantidad de agua con la que aportaría esta medida, el presidente de la junta de vigilancia indicó que “las aguas que son factibles de tratar, son en general caudales relativamente pequeños. Los efluentes líquidos industriales o las aguas servidas que salen de las plantas de tratamiento de los centros poblados son en general caudales más bien pequeños”.

ASOCIACIÓN PÚBLICO-PRIVADA IMPULSARÁ REUTILIZACIÓN

Según contó Vallejos, “en comparación con lo que se necesita en el riego, la superficie que podríamos regar a partir de esta reutilización de aguas, si no se hace a gran escala y a nivel masivo, no creo que tenga un impacto tan importante. Debemos avanzar en otras alternativas que podrían ser más sencillas, hay zonas específicas que creo que se pueden ver beneficiadas en la reutilización, por ejemplo, en ciudades de la zona de secano”, mencionó.

“Si se reutilizan estas aguas en riego podrían ser altamente productivas. Creo que hay que buscar un nicho donde esto sea rentable y poner los incentivos adecuados para que los privados quieran invertir”, apuntó Juan Vallejos.

Finalmente, el dirigente argumentó que “en la gestión de las aguas, el Estado debe dar los incentivos y las exigencias que requiere el reúso y por otro lado los privados dispuestos a invertir. Trabajando en conjunto es posible llegar al éxito en el desarrollo del sector público en conjunto con el privado. Ninguno por sí solo puede llevar a un desarrollo masivo en una política de este tipo”, concluyó Vallejos.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Aguas servidasaguas servidas chiletratamiento aguas servidastratamiento aguas servidas chile
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes