suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Los vacíos que dejaría postergación del estadio en los proyectos que se postulan al FNDR

En la última sesión del Concejo Municipal se informó que, pese a tener una nutrida cartera de proyectos, las perspectivas apuntan a que su ejecución se haría en dos o tres años más.


 Por Juvenal Rivera

10-1, nuevo cuartel de bomberos novena compañia

El panorama en materia de proyectos que acceden a financiamiento del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) no se ve nada de auspicioso para Los Ángeles para los próximos dos o tres años, a lo menos.

Es que la decisión del Instituto Nacional del Deporte (IND) de no aportar los 9 mil millones para la construcción del nuevo estadio para la capital provincial – del total de 24 mil millones de pesos –, no solo representa un duro golpe a las intenciones de la corporación edilicia, sino que también avizora la falta de proyectos que se financian con recursos regionales.

El FNDR es uno de los principales canales que tienen los municipios para financiar sus proyectos en beneficio de sus respectivos territorios. Para hacerlos realidad, se debe completar un largo proceso desde que se solicitan los recursos hasta que se materializa la obra.

Por esta vía, se pueden pavimentar calles, construir sedes sociales o recintos deportivos, entre otras iniciativas.

En el caso de Los Ángeles, desde el 2017 que cuentan con una nutrida cartera con su respectivo proyecto que ya está en condiciones de entrar en el banco de iniciativas que pugnan por financiamiento del Gobierno Regional.

Sin embargo, los proyectos que ahora están en ejecución vienen de la administración del intendente Rodrigo Díaz (segunda administración de Michelle Bachelet) y no hay otros que estén en proceso de ser llevados a cabo.

El tema no es menor. El propio alcalde, Esteban Krause, hizo ver que la labor del municipio no solo consiste en entregar ayuda social a las familias más afectadas por las consecuencias de la pandemia. También en gestionar proyectos que permitan generar puestos de trabajo. Ahí, el proyecto del nuevo estadio cobraba un rol vital por cuanto podría activar la economía con cientos de empleos por dos o tres años. “La situación es delicada”, advirtió el jefe comunal.

“El gobierno regional nos tiene la pelota trancada. Es complejo para la comuna de Los Ángeles, más allá del trasfondo político, pero la inversión local se ve muy afectada. Es un tema que debemos ver como Concejo Municipal y hacer un llamado al intendente y al Consejo Regional a revertir esta decisión”, añadió.

El panorama se viene más complejo aún porque si bien varios proyectos estaban siendo ejecutados con recursos del propio municipio, como el mejoramiento de la calle Orompello por 130 millones de pesos, la caída en los ingresos propios derivado de la pandemia reducirá el margen para llevar a cabo iniciativas por decisión local.

EXPLICACIÓN

El administrador municipal Raúl Fuentes fue el encargado de dar las malas noticias. Y con un ejemplo explicó lo engorroso que es el proceso para acceder a recursos del FNDR.

En diciembre de 2017, la municipalidad – luego de elaborar el respecto diseño – pidió al intendente que el proyecto para construir el cuartel de la Novena Compañía de Bomberos fuera seleccionado con financiamiento por el gobierno regional. Recién, seis meses más tarde se aprobaron los recursos. Un año después (2019), el intendente se allanó a firmar el convenio, proceso mediante el cual se transfieren los recursos al municipio para licitar y ejecutar las obras.

Un año después, es decir, recién en este año 2020, se iniciaron las obras, luego de adjudicarse las faenas a una empresa. Es decir, en todo el proceso pasaron tres años para que recién se iniciaran los trabajos.

El punto es que si se baja definitivamente el proyecto del estadio, la posibilidad de hacer realidad otras iniciativas dentro de la cartera de proyectos va a tomar dos o tres años antes que se puedan llevar a cabo. “El único proyecto era el estadio. Si quisiéramos acelerar algo, deberemos esperar dos años o más para tener obras nuevas”, sostuvo el alcalde.

El punto es que no solo se trata de iniciativas que responden a anhelos ciudadanos, sino que – en el marco de la crisis económica derivada por la pandemia del coronavirus – permitiría absorber mano de obra cesante.

El concejal Aníbal Rivas se lamentó de la decisión de la situación local pero apuntó sus críticas a las autoridades de Gobierno. “Para mí es bastante doloroso. Voté por este gobierno pero tengo mi opinión personal sobre cómo lo están haciendo”, añadió Rivas.

Dijo compartir “la preocupación que tenemos como municipalidad. Tenemos muchos proyectos pero no vale de nada si no son seleccionados. Además, todos vienen de la administración anterior”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes