suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Rector del IPVG destaca el aprendizaje que deja el paso del Covid-19 en las instituciones de educación superior

A poco más de 40 días de haber suspendido las actividades en forma presencial de las tres sedes del Instituto Profesional Virginio Gómez por la emergencia sanitaria que atraviesa el país tras la llegada del Covid-19, el Dr. René Lagos Cuitiño, rector de la casa de estudios, realiza un breve análisis de cómo han sido estas intensas semanas dentro de la institución.


 Por La Tribuna

WhatsApp Image 2020-04-29 at 18.02.36

La autoridad educacional indicó que, tras conocerse las primeras informaciones de la llegada de este virus, los equipos directivos comenzaron a reunirse para tomar decisiones acerca del funcionamiento del Instituto en sus sedes de Concepción, Chillán y Los Ángeles, y el resguardo de sus estudiantes, docentes y funcionarios.

Desde la vereda de la educación superior, su análisis apunta a los cambios que han debido enfrentar en los procesos y procedimientos de todas las casas de estudios. “Dado al escenario complejo que vive el país, hemos tenido que postergar el inicio del año académico” declaró Lagos. Además indicó que muchas personas perdieron su fuente laboral producto de la pandemia, y que ante la poca certeza del futuro llevó a algunos estudiantes a renunciar a la posibilidad de estudiar durante este año y, eso afecta directamente la situación financiera de las instituciones de educación superior”.

En este punto analiza la decisión de la institución en ofrecer una alternativa de aprendizaje bajo la modalidad online. Frente a esto señaló que si bien era una medida que atendía a la contingencia, va asociada con varias otras acciones. “De acuerdo a lo observado en otros países afectados por el virus, donde las cifras más altas de contagio se dan los primeros tres meses desde su llegada, comenzar las clases en modalidad remota en mayo era lo más conveniente, tratando de que esta situación no se extienda por más de seis semanas”.

Ello significó modificar el Calendario Académico y comenzar una intensa campaña informativa hacia la comunidad virginiana, para entregar la mayor cantidad de respuestas a las dudas que surgieron una vez asumida la nueva modalidad. El Dr. René Lagos indicó enfático: “no era nuestra intención hacer clases online, pero primero que todo está la seguridad y la salud de las personas, de los estudiantes de sus familias”.

Sobre cómo se llegó a esta decisión el representante del Consejo Directivo explicó: “hemos analizado los programas de las asignaturas de cada carrera, adelantando los contenidos teóricos en los que se puede trabajar a través de una docencia remota para el mes de mayo. Las materias prácticas las vamos a trabajar a contar de junio, poniendo a disposición los diferentes talleres para que los estudiantes completen el procesos de enseñanza-aprendizaje”.

Asimismo, señaló que toda instancia de crisis hay que verla como una oportunidad, “si bien es cierto, nosotros no ofrecemos una docencia online en nuestros planes y programas regulares, nos vimos en la obligación de instalar este tipo de educación remota que posiblemente derivará en que las personas desarrollen otro tipo de habilidades, que quizás vayan más de la mano con la globalización, por medio de las comunicaciones y las redes sociales”. Reafirmando el planteamiento señaló que por ejemplo, el 5% de los estudiantes sigue una carrera online y que con el desarrollo de estas plataformas de aprendizaje a distancia se van comenzar a masificar exponencialmente.

En al ámbito económico reveló que todo lo anterior ha tenido un costo significativo, desde la activación de la plataforma, capacitación de funcionarios, docentes y estudiantes además de planificar y entregar apoyo al servicio educativo. “Hemos entregado becas de conectividad a cerca de 2 mil estudiantes y también estamos gestionando equipamiento a través del préstamo de más de 400 tablets”, declaró el rector de IPVG.

La autoridad académica indicó, además, que una vez que se supere la crisis sanitaria y se retorne a la actividad presencial se desarrollarán acciones de prevención y resguardo para la salud de la comunidad educativa. “Hemos realizado procedimientos de desinfección en cada uno de los edificios, en las tres ciudades donde estamos ubicados, además contamos con un plan de reincorporación por etapa”.

Por otro lado, el rector destacó la solidaridad de un grupo de alumnos que cumpliendo los requisitos desistieron voluntariamente del beneficio, en pos de otros compañeros. Al respecto el rector comentó que esto nace de acuerdo a los valores que sostiene la institución en todas sus carreras “apreciamos enormemente lo que han hecho estos alumnos, y me daré el tiempo de agradecérselos personalmente”.

Otro de los conceptos acuñados por la enseñanza humanista al interior del Instituto Virginio Gómez es el compromiso, valor que se vio reflejado en la actitud de todos los funcionarios que asumieron el teletrabajo para que la institución siguiera funcionando. De manera especial, reconoció la labor del equipo académico que preparó y capacitó a cerca de 600 docentes para el inicio de clases. “Estoy convencido que saldremos fortalecidos de esta situación, hemos trabajado en equipo y lo seguiremos haciendo por el bien de nuestros estudiantes”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes