suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

"Congregarse para los evangélicos es importante, pero no es lo más importante"

Así lo indicó el presidente del Consejo de Pastores de Los Ángeles, a raiz de la resolución sanitaria que restringe los cultos religiosos


 Por La Tribuna

EVANGELICOS-2019-23

Tras la polémica que surgió en relación al llamado a aumentar las misas por parte del obispo de Los Ángeles, Felipe Bacarreza, las autoridades de gobierno advirtieron que tanto actividades religiosas, como culturales y deportivas, están suspendidas hasta nuevo aviso.

Y es que el riesgo de contagio de COVID-19 por aglomeraciones aumenta considerablemente, y es precisamente lo que se busca evitar, sobretodo considerando que ya se reportó un foco asociado al desarrollo de un culto en la comuna de San Pedro de la Paz.

Sobre la normativa vigente, el Pastor Juan Herrera, presidente del Consejo de Pastores de Los Ángeles, dijo que “nosotros tenemos por norma la sujeción a lo establecido por la autoridad, es un principio que manejamos desde que empezamos a convertirnos al Señor, así que nosotros lo primero que hicimos fue tomar resolución de lo que la autoridad pidió”.

El líder evangélico aseguró que se reunieron con el gobernador de Biobío para conversar el tema, y agregó que “cuando empezó todo el asunto de la pandemia restringimos todos nuestros cultos, al menos nuestro consejo que aglomera alrededor de 40 iglesias de la ciudad, nosotros decidimos ya por varios días, hasta cuando todo esto pase. Y nuestros cultos los estamos transmitiendo vía on-line, alimentamos a nuestra gente a través de internet”.

Evangélicos en la mira

Herrera explicó que han tomado resguardos adicionales, porque están en la mira de la comunidad, debido al foco que se registró al interior de una Iglesia en San Pedro de la Paz, y que mantiene a esa comuna con estricta barrera sanitaria.

De hecho, en la comuna de Yumbel existen dos personas contagiadas, de la misma religión, y han sufrido una serie de ataques, “solo por ser evangélicos”, dijo Herrera.

“Entendemos que a nosotros nos van a bombardear por lo que pasó en San Pedro, pero yo defiendo a pie junto a mis hermanos en la fe, porque nadie está libre de esta enfermedad, entonces si vamos a tomar represalias, al que está contaminado con cáncer o con sida, también hay que ir a apedrearle la casa? No nos vayamos a los extremos, no por ser evangélicos”, reflexionó.

Finalmente, el pastor enfatizó que “el tema de congregarnos para nosotros los evangélicos es fundamental, pero no es lo más importante. Hoy le pedimos a los hermanos, que mientras dure esta situación, que permanezcamos en oración, porque Dios escucha, aún debajo de la tierra”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes