domingo 19 de mayo, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Judicial

En libertad y con cautelares quedó hombre de 21 años imputado por violación de menor

El caso corresponde a niña desaparecida en Mulchén entre el 6 y el 14 de febrero. El tribunal, además de otorgar firma quincenal y arraigo nacional al único detenido, dejó en libertad a su padrastro de 70 años, pues no se comprobó su participación en ningún delito.


 Por Sebastián Díaz

18-02-2019_16-15-041__juzgadomulchén.jpg

El misterio llegó a su fin, no existió secuestro en el caso de la menor D.F. de 11 años de edad que desapareció de su casa en la Población Bureo de Mulchén, el pasado miércoles 6 de febrero cerca de las 13:00 horas.

Desués de 9 días y tras el testimonio de un vecino, la niña fue encontrada en el domicilio de un hombre de 21 años con quien, supuestamente, tenía algún tipo de relación sentimental y con quien se conocía del colegio, pues ambos estudian en un establecimiento de educación diferencial.

El jueves 14 de febrero, la menor apareció sin daños físicos, pero los peritajes arrojaron la violación, por lo que los hombres detenidos debieron permanecer en esa condición todo el fin de semana.

INSTANCIA JUDICIAL POR VIOLACIÓN Y NO SECUESTRO

Antes de este lunes, todo indicaba que los imputados serían procesados por secuestro de menor, inducción al abandono de hogar y violación impropia (violación a menores de 14 años), sin embargo los trabajos investigativos y los peritajes realizados entre el jueves 14 y el domingo 17 reescribieron la historia.

El padrastro del hombre de 21 años, Guillermo Cabezas Gómez de 70 años de edad quedó en libertad y no se le imputó ningún cargo.

Los detalles sobre la libertad los entregó el defensor de Mulchén, Luis Arteaga, quien dijo que de forma previa al inicio de este juicio, el fiscal, ya había despejado varias interrogantes, como la inocencia de Cabezas: “de hecho, en forma previa el fiscal había despejado varias situaciones, eso llevó a que al primero de los detenidos no se le formalizara y, en virtud de ello, solicitamos una audiencia de sobreseimiento y su inmediata libertad”.

Ese mismo trabajo, detalló Arteaga, permitió que G.A. Fuera formalizado por: “violación impropia y se descartó secuestro, la inducción al abandono de hogares y la sustracción de menores, ya que la menor señaló que llegó al domicilio de esta persona de forma voluntaria”.

Otra de las conclusiones emanadas del trabajo del fin de semana y de la declaración que prestó la menor a la Fiscalía explica que, tanto la víctima como el imputado “eran compañeros de curso en una escuela especial. Eso es lo que menciona la niña, que eran compañeros en la Escuela Arcoiris. La niña hace referencia que se conocieron allí”, siguió explicando el defensor.

LOS DETALLES DE LA INVESTIGACIÓN

El fiscal, Gonzalo Martínez formalizó por violación impropia y permitió la libertad inmediata de uno de los detenidos.

Además, sólo solicitó las cautelares del arraigo nacional y firma quincenal, pues dijo en el tribunal “que el hombre no representa un peligro para la sociedad”.

Lo anterior puede leerse como contradictorio y para allá apuntaron las preguntas de Radio San Cristóbal y Diario La Tribuna y la respuesta fue sencilla y apegada a la ley, pues la niña declaró que llegó a casa del imputado por sus propios medios y que no se quería ir de ahí por miedo a un castigo.

Los detalles los relató el fiscal Martínez: “Durante este período se han realizado diversas diligencias entre ellas la víctima presentó declaraciones a la Fiscalía, se realizó una investigación de la Brisexma y se analizaron los informes del Servicio Médico Legal”.

Agregó que los peritajes arrojaron la violación impropia por la que se formalizó al hombre de 21 años, pero también dejaron en claro que se trata de personas con capacidades intelectuales diferentes.

El abandono del hogar se habría producido de manera no calificada y de forma voluntaria. Se habría ido a quedar en el domicilio de ambos imputados donde habría permanecido toda la semana. En cuanto a su permanencia, ella estuvo en todo momento en libertad, nunca se le negó la salida hacia la vía pública, nunca permaneció encerrada, ella quiso permanecer en el lugar para evitar algún castigo”, relató el fiscal Martínez.

TODOS EN LIBERTAD

Guillermo Cabezas quedó en libertad sin cargos en su contra, no tenía nada que ver en los delitos imputados a su hijastro.

G.A. está imputado por violación impropia, pero en libertad, sólo con las medidas cautelares ya descritas y porque no es considerado un peligro para la sociedad y porque la declaración de la víctima deja entrever algún grado de relación sentimental entre ambos.

De hecho, el defensor cita parte de la declaración de la menor en cuanto al lugar en que conoció a G.A.: “ellos habrían estudiado en la misma escuela especial, ambos tendrían antecedentes sobre alguna discapacidad intelectual”.

El tribunal mulchenino determinó otorgar 4 meses para la investigación, tiempo en que los peritajes apuntarán a aclarar las condiciones intelectuales de ambos, como lo explicó el fiscal Martínez: “estamos a la espera de algunas indagaciones que se van a hacer respecto de la situación mental del imputado, porque se especula que podría tener alguna discapacidad intelectual y eso tendría influencia en el resultado de esta causa”.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes