suscríbete al boletín diario

Judicial

Condenan a falsa enfermera que ejerció dos años en Hospital angelino

El avalúo de los dineros percibidos mediante esta figura, durante el tiempo que se desempeñó como tal, bordea los 19 millones 600 mil pesos, aproximadamente.


 Por La Tribuna

19-05-2016_11-12-00web-1

 A 541 de presidio mayor en su grado mínimo fue condenada una mujer que -durante dos años- ejerció ilegalmente la profesión de enfermera en el Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” de Los Ángeles.

La investigación fue dirigida por el fiscal de la Unidad Anticorrupción y Delitos Económicos del Ministerio Público de Los Ángeles, Rodrigo Durán.

El persecutor expresó que, en un procedimiento abreviado ejecutado en el Juzgado de Garantía de la capital provincial de Bío Bío, “la Fiscalía obtuvo una sentencia condenatoria contra la imputada Loreto Sagredo Badilla, a quien se acusó por los delitos de fraude al Fisco en la figura de obtención fraudulenta de remuneraciones fiscales, ejercicio ilegal de la profesión de enfermera y falsificación y uso malicioso de instrumento privado falso, específicamente la figura de uso malicioso”.

Durán agregó que los hechos indagados por el Ministerio Público dicen relación con que Sagredo Badilla habría postulado a un cargo público de jefa de la Unidad de Gestión de Camas en el Hospital Base de Los Ángeles.

Para ello, habría acreditado tener la calidad de enfermera mediante un documento que aparecía emanado de la Universidad San Sebastián de Concepción, el cual resultó ser falso, situación que no fue detectada en su momento por personal de recursos humanos del recinto asistencial angelino.

“Ganó el concurso, se le otorgó el cargo y ejerció, aproximadamente, dos años como enfermera jefe de la Unidad de Gestión de Camas del hospital de Los Ángeles, percibiendo –ilegalmente- la remuneración respectiva derivada de dicho ejercicio”, agregó el fiscal. 

Asimismo, sostuvo que los hechos fueron denunciados por el propio hospital angelino, luego de una indagatoria sumaria en la que se percataron de que Sagredo no había egresado de dicha universidad y después de que las autoridades respectivas informaran de que el certificado que se había presentado al hospital era falsificado.

Según los registros del Ministerio Público, la mujer habría ejercido ilegalmente la profesión de enfermera desde mayo de 2011 hasta marzo de 2013.

El avalúo de los dineros percibidos mediante esta figura durante el tiempo que se desempeñó como tal bordea los 19 millones 600 mil pesos, aproximadamente.

El persecutor relató que la mujer fue condenada por un concurso medial de delitos; es decir, que un ilícito fue medio para cometer el siguiente.

Sagredo Badilla recibió una pena de 18 meses, 541 días de presidio menor en su grado medio y a la suspensión de cargos y oficios públicos durante el mismo periodo.

El tribunal consideró dos atenuantes: la de irreprochable conducta anterior y colaboración con la investigación, otorgándole la pena sustitutiva de remisión condicional de condena por no mantener antecedentes anteriores.

Esto significa que deberá firmar una vez al mes durante el tiempo que dure la condena; “entra al padrón de condenados por remisión condicional de la pena en control de Gendarmería conforme a la Ley que regula esta pena sustitutiva”, puntualizó Durán.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes