lee nuestro papel digital

Identidad

Con sencillo de Trap alternativo, músico angelino impulsa su carrera solista

Alonsué dijo que faltan medios para promover y difundir los contenidos locales que se están gestando en Biobío, situación que ha alertado, se repite en otras zonas del país.


 Por Jorge Guzmán B.

pm 1 y ffd nota músico
La música urbana chilena se ha abierto camino no solamente en el país, sino que en el mundo, situación que el artista dijo que no era imaginable hace algunos años en Chile.

Un músico angelino contó su experiencia para poder lanzar su primer sencillo, “Un Amor en Madrid” y las dificultades que encontró en el camino a lograrlo, debido al centralismo nacional y regional, situación que consideró se ha revertir gracias a las plataformas digitales que han ayudado a desconcentrar la relevancia de Santiago para los creadores de contenido musical chileno.

El artista Ignacio Riquelme, de pseudónimo Alonsué, explicó que su música “es del género urbano, que ronda alrededor del trap y el pop. Mis inicios se remontan desde los 15 años, participando de conjuntos musicales con sonido juvenil. En ese periodo empecé a escribir y cantar”. “Ya más adulto empecé a componer cosas relacionadas al género urbano y si bien dentro de Biobío la música no es prioritaria, quería cumplir el sueño de ser solista”, contó el músico. Riquelme dijo que “siempre me dediqué a la música independiente y con la intención de descentralizar el ámbito artístico, decidí quedarme en Biobío, sin miedo al prejuicio. De hecho la acogida en general ha sido buena”. “El desafío de convertirme en una figura pública ha sido una buena experiencia y he tenido una buena recepción. Una distribuidora me ha ayudado a estar en plataformas como Spotify, Tidal o Apple Music”, agregó ALONSUÉ.

EL SUEÑO DE UN REGAETTONERO ROMÁNTICO

El músico observó que “Chile, en lo que es música urbana ha avanzado un montón. El camino que se ha abierto en Santiago ha tenido un impacto impresionante, cuando hace algunos años nadie pensaba que la música urbana chilena iba a estar presente en todo el mundo”. “Desde el Lollapalloza, el Trap, el Regaetton y la música urbana en general ha avanzado en términos de viralización del contenido e incluso en lo monetario. Ya hay gente que vive de la música”, analizó Ignacio Riquelme. Alonsué consideró además que “la música también demuestra que gracias a las plataformas hoy se puede hacer música en regiones. En Los Ángeles y sus alrededores se están gestando grupos que hacen evidente que no todo es Santiago”. Con respecto a su propio single “Un Amor en Madrid”, el músico dijo que busca “contar una historia, a través también de diferentes sencillos que aún no tienen fecha de lanzamiento, pero sí los lineamientos en términos conceptuales, que tratan sobre vivencias personales de amor y desamor”.

“El deseo de hacer música parte desde la realización personal, pero siempre pensando en que también a la gente le guste lo que intento proyectar, conectando con las personas”, explicó el artista. “Me mueve ser distinto dentro de la escena, contar cosas que no todos cuentan. Sentimientos que cuesta decir y además la temática puede no ser lo que se suele contar dentro del Trap y el Regaetton en general”, observó Alonsué. Riquelme reconoció que el género tiende a centrarse “en la fiesta o en la promiscuidad, y que se haga de esa manera está bien, pero yo voy un poco más allá, con un relato más vivencial y experiencias personales que quiero plasmar desde ahí”. Sobre los desafíos de hacer música en la región del Biobío, Ignacio Riquelme advirtió en su proceso artístico que “siempre hay medios que faltan, no solamente a nivel económico, sino que de gestión, de promoción y difusión. Estamos muy al debe en las plataformas para nuevos artistas”.

LAS DIFICULTADES DE HACER MÚSICA EN REGIONES

“Hay mucha gente que está haciendo arte y no siempre tienen el acceso a encontrar una ventana por donde mostrarse. Si bien estamos encaminados a generar más cultura, sobre todo en Los Ángeles, aún falta”, criticó el músico. Ignacio Riquelme declaró que las carencias en este ámbito se relacionan con que “falta gente que se interese por la música, festivales, más instancias culturales y de reunir músicos locales. Obviamente también faltan fondos e instancias que promocionen artistas”. “La música no solamente está en Santiago, sino que en Antofagasta, Puerto Montt o Los Ángeles, pero está claro que desde regiones la tarea es más difícil. Lo importante es no tener el miedo de hacer arte desde acá”, llamó Riquelme, refiriéndose a las dificultades que él mismo ha experimentado como solista y en bandas a la hora de posicionar productos artísticos locales a nivel nacional e internacional desde ciudades alejadas de los centros urbanos donde tiende a desarrollarse de mejor manera este tipo de proyectos.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
alonsuemusica chilemusica chilenamusico angelinomusico los angeles
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes