lee nuestro papel digital

Editorial

Ley REP


 Por La Tribuna

Será un cambio de paradigma en materia de reciclaje y gestión de residuos sólidos en nuestro país pero, pese a su importancia, aún es un asunto que no se toma la agenda pública con el debido interés, especialmente para el ciudadano común y corriente.

Se trata de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP= que comenzará a regir en septiembre de este año 2023, la cual exigirá a las industrias de papeles y cartones, neumáticos, aceites, pilas y baterías, combustibles, metales, entre otras, a responsabilizarse al 100 por ciento del tratamiento de residuos de los productos que elaboran y comercializan. Las empresas que no lo hagan se verán expuestas a sanciones de hasta US$ 8 millones.

Es que el panorama actual en Chile no es auspicioso. Cada persona genera en promedio 1,1 kg de residuos domiciliarios diarios y en conjunto se generan cerca de 7,4 millones de toneladas en un año. De ese total, apenas se recicla el 10% y la vida útil de los rellenos sanitarios se reduce cada día más.

En términos simples, la normativa promueve la disminución en la generación de residuos y fomento del reciclaje, para lo cual responsabiliza a los productores e importadores a financiar una correcta gestión de los residuos que generan los productos que son comercializados en el mercado nacional, sean éstos importados o de fabricación nacional.

El principal cambio es que el reciclaje era una actividad no regulada, básicamente sujeta a la buena voluntad de la empresa, a una que estará sujeta a una normativa específica que explicita cómo y quiénes se harán cargo de la gestión de los residuos.

Los meses que median hasta septiembre se recordarán después los últimos en que se “consume y se desecha” para iniciar una etapa, donde todas las entidades claves del ecosistema de reciclaje y de la economía circular se unirán en pos de un objetivo común: Tener un país y planeta más limpio.

Uno de los cambios más importantes fue la infraestructura, de cara al objetivo principal: El reciclaje. Así como también el cambio de paradigmas de los productores y la cadena completa, quienes han tenido que realizar diferentes acciones y cambios para adaptarse a una ley que comenzará a regir en pocas semanas.

También como nuevos actores en esa materia, los sistemas de gestión se harán cargo del efectivo cumplimiento de la Responsabilidad Extendida del Productor (REP) en Chile.

En cuanto a los antes y después en relación a la educación, todos los actores – como empresas, gobierno, municipalidades, gestores, productores, entre otros -, han tenido que lanzar diferentes estrategias comunicacionales para informar a la población, quienes cumplirán un rol clave al ser los primeros responsables de clasificar sus propios residuos. Esto significa que durante estos meses la inversión en este ítem será importante, con el propósito de continuar evangelizando a la comunidad en torno al reciclaje.

En este punto, clave será el rol de las municipalidades, ya que además de obrar como gestores directos -recolección, transporte y tratamiento de residuos- o intermediarios entre los Sistemas Colectivos de Gestión y los Gestores, deben promover la educación ambiental a la comunidad, además de velar que en cada territorio la gestión se opere de forma efectiva.

En suma, se trata de un paso fundamental para reducir los niveles de contaminación, una acción urgente tomando en cuenta la emergencia por el cambio climático.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes