lee nuestro papel digital

Editorial

El escenario se vuelve complejo


 Por La Tribuna

Según la Organización Mundial de la Salud, el 31 de diciembre de 2019 fue notificado el primer brote por Coronavirus en la ciudad de Wuhan, China, y ya a comienzos de marzo de 2020 la enfermedad llegaba a nuestro país, cuando el día 3 de marzo, el Ministerio de Salud confirmaba el primer caso de Covid-19 en Chile.

Al paso del tiempo, y considerando la vacunación que, en estos meses ha llegado a gran parte de la población, era posible pensar en un respiro, al ver lejanas las restricciones asociadas a las cuarentenas u otras medidas restrictivas.

Actualmente en la provincia de Biobío no son más de 30 las personas  internadas, considerando a pacientes con diagnóstico Covid-19 en las 14 comunas de Biobío. De acuerdo al reporte del Servicio de Salud de Biobío hasta ayer eran exactamente 27 los pacientes hospitalizados, la mayoría de ellos, en Mulchén y Los Ángeles, con 11 y 12 respectivamente.

De ese total, cinco están conectados a ventilación mecánica en el complejo asistencial de avenida Ricardo Vicuña.

Desde marzo de 2020 que los funcionarios de la salud han enfrentado días complejos, en un escenario que ha obligado a ajustarse a la contingencia del día a día.

Podría resultar increíble pensar que los peores días de la pandemia se pudiesen repetir pero el escenario actual, a cientos de miles de kilómetros de nuestro país, así lo evidencia.

Actualmente Shanghái sigue luchando contra el peor brote de Coronavirus desde el inicio de la pandemia, con una multitud de casos asintomáticos entre la población, con una oleada de casos que se atribuye a la variante Ómicron, que durante las últimas semanas provoca cifras récord de contagios ni siquiera comparables con las registradas desde inicios de la pandemia.

En la capital económica de China las autoridades buscan desesperadamente proteger a personas mayores de 60 años, que presenten otras patologías de riesgo. En ese caso, el foco está orientado en que reciban la tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19.

Al respecto, en la región del Biobío las autoridades de la salud no sólo han destacado que una alta vacunación reduce la probabilidad de contagios y la gravedad de la enfermedad, sino que además incide, -junto a otros indicadores epidemiológicos-, en mantener a las comunas de la región en la categoría de bajo riesgo sanitario.

En ese sentido, son insistentes, y cómo no, si son cerca de 70 mil las personas que están rezagadas con la dosis de refuerzo entre habitantes de las catorce comunas de la provincia de Biobío, superando el millón de personas en la región.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes