lee nuestra edición impresa

Editorial

Patricio Manns


 Por La Tribuna

La muerte de Patricio Manns, a sus 84 años, ha hecho recordar los vínculos de la provincia de Biobío con uno de los mayores compositores nacionales desde la década del 60 en adelante quien, además, tuvo un indudable aporte al mundo literario con decenas de novelas y poesía a su haber.

Manns murió en la región de Valparaíso, acompañado de su hija y familiares, dejando detrás de sí un fecundo legado artístico y cultural que, sin lugar a dudas, trascenderá a las generaciones venideras.

Es que su nombre está indefectiblemente ligado a la formación del movimiento musical denominado “Nueva Canción Chilena” que, además de él, tuvo la participación de los hermanos Parra, Rolando Alarcón y Víctor Jara,

Pero su nombre está íntimamente ligado a esta zona del país. De hecho, Patricio Manns nació en Nacimiento el 3 de agosto de 1937, hijo de padre suizo-alemán y de madre francesa que fueron parte de las generaciones de europeos que se instalaron en el territorio durante el siglo XIX.

En una entrevista con radio San Cristóbal, el artista recordó lo que fue su vida nacimentana: “cuando niño, mi padre me llevaba a la parte trasera de nuestra casa, que colindaba con el río, y me decía: ‘escucha, el río Biobío es el patio de tu casa. Esa aseveración se clavó muy profundamente en mi conciencia, y desde entonces el Biobío representa la raíz central de mi vida. Siempre me las arreglo para visitar mí río y todo lo que va con él”.

También tuvo palabras para los creadores locales: “quiero recordarle a los escritores y artistas que en el arte es necesario contar con las raíces, que son la piedra fundamental donde podemos asentar los pies. Saint-Exúpery decía: ‘como los hombres no tienen raíces, el viento se los lleva’. Para escribir, para componer, para crear, para cantar, para danzar, para pintar hay que tener un lugar de pertenencia y estar conscientes de esa pertenencia”.

Pero la experiencia no solo se remite a esa época. Sus vivencias en esta zona fueron las que dieron origen a una de las creaciones más importantes en la historia de la música chilena: “Arriba en la Cordillera”.

De hecho, el paso de Atacalco, citado por el creador en su clásico tema, es parte de la comuna de Antuco, en el extremo norte del lago Laja. Aunque algunos medios lo sitúan en un pueblito de la comuna de Pinto, en la región de Ñuble, lo cierto es que el propio Manns precisa que llegó hasta esa zona de Antuco huyendo de Nacimiento, luego de quemar el aserradero de un pariente.

Ahí, en los “lagos cumbrereros” (lago Laja), vivió y conoció las experiencias de los arrieros que se ganaban la vida como cuatreros, es decir, robando ganado argentino para traerlo a suelo nacional por esos recónditos confines cordilleranos. Esa experiencia fue la base para su creación más importante y una de las más representativas del cancionero nacional.

Su vínculo con Nacimiento le valió que, primero, fuera declarado Hijo Benemérito y, después, Hijo Ilustre, mientras que en Antuco quedó pendiente una nominación de esa naturaleza, que debía realizarse a principios de este año y que se aplazó a consecuencia de la pandemia.

Sin lugar a dudas que ese vínculo se debe reforzar en nuestra provincia de Biobío con la figura de Patricio Manns, a partir de esas reseñas y experiencias que fueron parte de la vivencia fundamental de uno de los mayores creadores locales.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes