suscríbete al boletín diario

Editorial

Procesos electorales


 Por La Tribuna

El plebiscito constituyente del pasado domingo marca el inicio de una excepcional etapa de nuestra historia democrática reciente al ser el primer acto electoral de los varios que se concentran en los próximos 13 meses.

Es que el calendario definido por el Servicio Electoral para lo que resta del 2020, el 2021 y en 2022 considera un total de siete jornadas en que los ciudadanos serán consultados sobre las autoridades que los representarán a nivel comunal, regional, nacional y en el Congreso Nacional.

La Ley 21.221 establece un itinerario acordado el 19 de marzo pasado entre legisladores y líderes políticos de todo el espectro político.

Después de lo del domingo, vienen las primarias para alcaldes y gobernadores regionales que se programó para el 29 de noviembre.

Dicho proceso resulta de importancia, debido a que los partidos van a comenzar a configurar los pactos, de cara a la serie de elecciones del siguiente año.

El 11 de abril de 2021 será la gran elección con comicios para dirimir quiénes serán los convencionales constituyentes (redactores de la nueva carta magna), gobernadores regionales, alcaldes y concejales.

El 9 de mayo será la segunda vuelta de gobernadores regionales que se llevará a cabo si ningún postulante supera el 40% de los votos. En ese caso, entonces hay un balotaje entre las dos mayorías regionales.

El 4 de julio serán las Primarias presidenciales y legislativas. En el caso de diputados y senadores, no es un proceso común, pero sí se ha realizado anteriormente por parte de algunos partidos y sectores en el pasado. Respecto a las presidenciales, será un proceso relevante puesto que los pactos definirán quién será su candidato definitivo.

El 21 de noviembre serán los comicios presidenciales en que también se elige diputados, senadores, además de consejeros regionales.

19 de diciembre es la eventual segunda vuelta presidencial en que las dos primeras mayorías pugnan por la primera magistratura.

En tanto, en 2022, en una fecha por definir, será el plebiscito ratificatorio, conocido también como plebiscito de salida en que los votantes decidirán si aprueban o rechazan el nuevo texto constitucional que emane de la convención constitucional. En esa ocasión, el sufragio será obligatorio.

Se trata de una etapa totalmente necesaria en cuanto profundiza el instrumento de las elecciones para escoger a nuestros representantes en los distintos ámbitos del quehacer público. Sin embargo, también se debe considerar el mecanismo de consulta a la comunidad en temas relevantes, como pensiones, educación o salud. De esa manera, se podría mejorar la democracia como sistema de gobierno que efectivamente considera la opinión ciudadana y no sólo a quienes serán sus representantes.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes