suscríbete al boletín diario

Editorial

Mulchén en la mira


 Por La Tribuna

Una compleja situación enfrenta Mulchén a causa del coronavirus desde hace poco más de dos semanas. Y es que la provincia de Biobío ha sido testigo del alza sostenida de contagios, igualando y superando en ocasiones a Los Ángeles en sus casos diarios.

Si las comparaciones no son buenas, en este caso resulta aún peor, ya que la comuna del Bureo cuenta con 31 mil habitantes, y la capital provincial tiene cerca de 218 mil, lo que pone en evidencia la gravedad de las cifras.

Es más, Mulchén cuenta con la tasa de incidencia activa más alta de la provincia de Biobío por cada 100 mil habitantes, número muy similar al de algunas de las comunas que actualmente están en cuarentena en el Gran Concepción.

De hecho, ayer se informaron nueve casos adicionales para dicho territorio, lo que le deja con un total acumulado de 297 contagios, de los cuales 43 permanecen activos, vale decir, en posibilidad de diseminar el virus.

Los motivos de este fenómeno pueden ser múltiples, más aun considerando que la pandemia en sí ha actuado de forma dinámica en nuestro país, y por cierto, en nuestra zona, donde en estos seis meses, varias comunas han sido más afectadas que otras, sufriendo un peak para luego descender en la curva.

Fue primero el turno de Laja con sendas fiestas que derivaron en una veintena de casos positivos y luego en más de un centenar de contactos estrechos en cuarentenas obligatorias preventivas. Luego vinieron Cabrero, Yumbel, Santa Bárbara y Quilleco, por mencionar algunas, siendo Alto Biobío el único territorio en el cual se decretó una medida más restrictiva como cordón sanitario.

Por lo mismo, hace mayor sentido el llamado del alcalde Jorge Rivas, quien pide a la comunidad cuidarse, especialmente ad portas de fiestas patrias, instancia en la que  muchos reciben visitas de otras regiones del país, con todo el riesgo que ello conlleva.

Ya se ha visto en celebraciones anteriores como Semana Santa, los de la mamá, del papá, y del niño, donde el alza posterior ha quedado en evidencia en los informes diarios de la Seremi de Salud.

Por ello, esperamos que el ánimo de abstraerse de esta crisis sanitaria, económica y social no permita que las personas tomen decisiones erradas, como lo vimos este fin de semana, cuando se cursaron dos sumarios sanitarios a locales nocturnos, tras una decena de fiscalizaciones en Mulchén y Los Ángeles.

Estamos en la fase tres del plan Paso a Paso que el gobierno implementa para el desconfinamiento paulatino, y si bien eso significa mayores libertades para movernos, también puede ocasionarnos consecuencias que luego nos lleven a retroceder como nunca antes lo hemos hecho.

Suena majadero, porque lo hemos repetido hasta el cansancio desde marzo, pero hay que cuidarse. Podemos bailar un pie de cueca en casa, cocinar en familia, disfrutar conscientes del escenario que enfrentamos, para garantizarnos a nosotros mismos un próximo 18 libre de Covid-19.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes