suscríbete al boletín diario

Editorial

Apoyos a bomberos


 Por La Tribuna

El incendio de una vivienda en el sector sur de Los Ángeles, ocurrido en la noche del viernes último, culminó con incidentes entre algunos vecinos y voluntarios del Cuerpo de Bomberos de la ciudad que llegaron a colaborar en la emergencia.
No es la primera vez que los caballeros del fuego deben hacer frente a situaciones similares. De cuando en cuando se reportan situaciones de ese tipo, desde insultos hasta daños y robos de material y equipamiento hasta las agresiones físicas propiamente tales.

Es paradojal que quienes ponen su vida en peligro para ayudar a los demás, en el sentido más profundo de la entrega y la solidaridad, sean los mismos que deben exponerse las reacciones destempladas de algunos – muy pocos – a quienes no les parece que supuestamente tarden demasiado, que no sean diligentes o que solo los motive el simple afán de hacer daño.

De ahí que sea importante la puesta en marcha de la ley que aumenta las sanciones a quienes agredan a bomberos en el ejercicio de sus funciones, aunque se trate de hechos más bien excepcionales.

La importancia de lo anterior se vio reflejado en una ceremonia realizada ayer en el Palacio de La Moneda para anunciar la puesta en marcha de la nueva ley, aunque el cuerpo legal fue promulgado varios días antes, y que tuvo la presencia de las máximas autoridades bomberiles a nivel nacional.

La nueva ley establece que, a partir de ahora, para las lesiones graves, se aumenta la pena desde 541 días a 3 años, a 3 años y 1 día hasta 5 años. En tanto, para las lesiones menos graves, se aumenta la pena desde 61 días a 540 días, hasta 541 días hasta 3 años.

De esta iguala este delito a otros catalogados como graves en el Código Penal, como los ocurridos en contexto de violencia intrafamiliar, contra menores de edad o de personas en situación de discapacidad.

La iniciativa surgió de las mociones de varios legisladores, luego de lo cual tuvo el auspicio del Gobierno, con el fin de proteger a los caballeros del fuego.

En la ceremonia de presentación de la nueva normativa, el Presidente Sebastián Piñera destacó que en Chile “tenemos una verdadera historia de amor con los bomberos”, añadiendo que se trata de “una tradición que ya lleva 169 años y que se inició después del incendio de Valparaíso de 1850”.

Sobre la ley, resaltó cuando en el ejercicio de sus funciones, “lamentablemente hay algunos que no reconocen la nobleza y generosidad de esta entrega e impiden el desarrollo de sus funciones, apedrean sus carros bombas y agreden los cuarteles”.

“Esos chilenos no entienden la nobleza de la acción de bomberos y la obligación de todas las personas de condenar la violencia”, afirmó, añadiendo que “son una institución que necesita respeto y protección”.

Por lo mismo, explicó que la normativa promulgada “aumenta en un grado de quienes agredan o atenten contra bomberos en su ejercicio de sus funciones”.

Sin duda que se trata de un paso muy importante porque permitirá aplicar mayores condenas contra quienes atenten contra los voluntarios bomberiles. Sin embargo, tanto o más importante que lo anterior es que la labor de los caballeros del fuego sea respaldada con medidas más de fondo, como podría ser la opción del financiamiento necesario para cumplir mejor su labor y que no deban enfrentar la incertidumbre de reducciones presupuestarias, como las vividas en mayo pasado cuando se anunció una reducción de recursos de más de un 7% y que, finalmente, se morigeró en parte.

La iniciativa permite dotar a los bomberos de mayor protección para el desarrollo de su fundamental labor para la seguridad de la ciudadanía.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
agresión a bomberosBomberos

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes