viernes 28 de febrero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

El sol y las nuevas formas de producción de energía


 Por Prensa La Tribuna

La incorporación de proyectos de plantas solares por montos que bordean los 180 millones de dólares es una muy buena noticia, en tanto ratifica la vocación energética de la zona y, además, confirma que las opciones sustentables de generación llegaron para quedarse de una buena vez y para siempre en el territorio.

El ingreso a trámite ambiental de 18 proyectos de parques solares en la provincia de Biobío da cuenta de que la zona seguirá siendo el corazón energético del país. Más importante aún es que, desde ahora, suma una nueva alternativa de generación limpia: la fuerza del sol.

Cuando hace 70 años se iniciaron los primeros proyectos de generación a gran escala (ya existían varios ejemplos de producción, pero a pequeña escala, que datan de fines del siglo XIX), muy difícilmente se pudo haber pensado en que habría otras alternativas.

En los años 40 existía la necesidad de contar con energía eléctrica debido al ambicioso plan de industrialización del país, empujado por un organismo público clave en todo ese proceso: la Corporación de Fomento a la Producción (Corfo). De ahí que se usara el recurso que estaba más a mano y parecía inacabable: el agua.

Fruto de esa planificación surgieron enormes proyectos energéticos, no solo en el curso superior del río Laja, sino que en varios cursos fluviales a lo largo del territorio nacional, a fin de satisfacer una demanda de energía que crecía día con día.

El cambio de rumbo ocurrido en los años 70 y 80, por la vía de las privatizaciones, entregó a grandes empresas e inversionistas la tarea de construir obras de esa envergadura. Sin embargo, la compleja experiencia con las centrales Pangue y Ralco, en Alto Biobío, y su impacto en el entorno y comunidades pehuenches, obligó a buscar otras alternativas que evitaran y/o redujeran al mínimo el impacto negativo en el entorno y, especialmente, en sus habitantes.

De hecho, a partir de ahí –y con estudios en mano que revelaban el notorio cambio en el clima por las emisiones contaminantes–, también se revisó profundamente el desarrollo de las plantas de generación en base a carbón y petróleo.

De la mano de cambios en el marco legislativo sobre la generación y la distribución –ocurridos hace menos de una década–, es que pudieron entrar a tallar nuevas opciones de producción eléctrica, cuya principal característica es que se valen de recursos renovables –como el viento y el sol– con un impacto en el entorno que es ostensiblemente menor.

Es por eso que desde hace unos cinco años a la fecha, suman ya más de una veintena de proyectos de generación eólica que se distribuyen en la zona de Los Ángeles, Negrete y Mulchén.

Gracias a una suerte de corredor de vientos entre las cordilleras de Nahuelbuta y de Los Andes, ya es posible observar enormes aerogeneradores de más de 100 metros de altura y con aspas de 70 metros o más que están en plena operación. Otros tantos debieran iniciar su construcción entre este año 2020 y el siguiente. Varios están en el proceso de obtener sus permisos ambientales y su ejecución está proyectada en el mediano plazo.

Eso, de suyo, era tremendamente positivo porque en nuestra zona se está produciendo electricidad con energías limpias, que no contaminan el medio ambiente y con un impacto acotado en el entorno en que se emplazan, alejando aún más la posibilidad de volver a depender de los combustibles fósiles. Y, por cierto, de planificar enormes proyectos hidroeléctricos, como los levantados en los años 90, por las mencionadas consecuencias a las personas y su entorno.

De ahí que la incorporación de proyectos de plantas solares por montos que bordean los 180 millones de dólares (12 de estas iniciativas están en la zona de Los Ángeles), sea una muy buena noticia en tanto ratifica la vocación energética de la zona y, además, confirma que las opciones sustentables de generación llegaron para quedarse de una buena vez y para siempre en el territorio.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes