martes 18 de febrero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

El segundo tiempo de Piñera


 Por La Tribuna

En la metáfora futbolística, el segundo tiempo hace referencia al nuevo inicio, a la posibilidad de comenzar con un nuevo impulso a la mitad del periodo, tras una breve toma de aire y quizás algunas palabras del entrenador. Aunque el partido esté abajo, el segundo tiempo supone una recarga de energías, la búsqueda de una nueva estrategia y la mentalización para lograr el objetivo esperado en la etapa final.

En 2020, el gobierno de Sebastián Piñera entra en su segundo tiempo y lo hace muy abajo en el marcador. Ayer se publicó el resultado de la encuesta del Centro de Estudios Públicos, una de las más respetadas por los políticos, y el mandatario aparece con una aprobación del 6% a su gestión, que representa el número más bajo que ha tenido un presidente desde que se aplica la encuesta. Marca además un declive pronunciado con respecto a la última muestra entregada antes del estallido social.

En lo particular, se trata de una reprobación de la gestión del mandatario tanto en la respuesta a las demandas sociales como en la contención de la violencia que le siguió. Se trata también de una reprobación general de la ciudadanía a la clase dirigente, pues los políticos, partidos y parlamentarios, así como las instituciones de defensa, orden y seguridad, también salen muy mal evaluados.

En otro resultado esperado, las pensiones y la salud son los dos temas considerados como más importantes por la ciudadanía (en desmedro de la seguridad ciudadana, que ostentaba el primer lugar en las últimas muestras). También se mostró una amplia aprobación a una nueva Constitución y una mayoritaria, aunque no tan marcad, a la opción de una Asamblea Constituyente.

El segundo tiempo comienza, entonces, con una cancha bien clara. El Presidente y su equipo tendrán que elegir la estrategia con la que intentarán dar vuelta el partido o al menos tratar de terminar con dignidad en marzo de 2022, pero lo que está claro es que lo realizado en la primera mitad ha sido poco valorado y la debacle de su administración, que partió en octubre, no ha colaborado en ello.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes