domingo 15 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

Tres acuerdos para poner fin a la crisis


 Por La Tribuna

A pesar de que fue anunciada a último momento, la cadena nacional que ofreció el Presidente Sebastián Piñera en la noche del martes fue esperada con ansias por los distintos sectores sociales y políticos del país. Más allá de la versión que indica que la presentación ante el país era para anunciar el retorno del estado de emergencia tras la dura jornada de violencia en todo el país, el Mandatario igual realizó anuncios que entraron en la agenda: tres acuerdos que buscan poner fin con la crisis.

El primero de ellos es el denominado Acuerdo por la Paz. ¿De qué se trata? A juzgar por la breve explicación que entregó el Presidente, la idea poner fin a la violencia y ”condenar en forma categórica y sin ninguna duda una violencia que nos ha causado tanto daño”. Esto último es un tema que se viene repitiendo seguidamente y marca el terreno dónde se quiere mover el gobierno: buscar y acabar con quienes ejercen la violencia pero también a quienes la instigan. La teoría que ronda en Palacio, al parecer, es que existen grupos que orquestan de alguna manera los desmanes. Y por la manera como se piden, casi como un ruego, no parece que existan muchas pistas en las fuerzas de orden y seguridad para dar con esos grupos.

El otro tema que se repite mucho en el discurso de gobierno es el de condenar la violencia. Al igual que el punto anterior, es extraña la insistencia en un hecho que es transversal: es condenable la violencia. ¿Y luego qué? El gobierno parece estar estableciendo parámetros en los cuales esa condena es aceptable y quienes no se ajusten a ella no estarían genuinamente condenando la violencia. Innecesaria pérdida de energía.

El segundo acuerdo fue el que menos segundos de discurso tomó a Piñera nombrar. En diez segundos, el Mandatario resumió el Acuerdo por la Justicia en una “robusta Agenda Social” que permita “avanzar rápidamente hacia un Chile más justo, un Chile con más equidad y con menos abusos”. Explicado así, este acuerdo sólo deja interrogantes y la dificultad de aceptar algo de lo cual no se tienen más datos. ¿Un punto improvisado? Puede ser. Quizás se refiere a la Agenda Social que presentó en otra cadena nacional hace semanas. Si fuera esa, ya se demostró tras su presentación que no genera consenso.

El tercer y último punto es el Acuerdo por una nueva Constitución. Allí tampoco queda claro cuál será el nivel de participación de la ciudadanía pues el Gobierno refrendó su idea de Congreso Constituyente, pero le sumó la “clara y efectiva participación ciudadana” a través de un plebiscito ratificatorio. Es decir, aceptar o rechazar el texto. Sin embargo, más tarde el Mandatario dijo que los ciudadanos “no sólo participarán de la elaboración”.

Así, queda esperar el despliegue de los ministros y funcionarios regionales del gobierno para “bajar” esta agenda a las comunas como hacen cada vez que se realiza un anuncio presidencial. Esta vez, eso sí, son muchas las aclaraciones y explicaciones que se necesitan.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes