suscríbete al boletín diario

Editorial

La burocracia, un problema que no se termina

¿Es necesario esperar meses o años para poder concretar un proyecto relevante para una comunidad completa? Como dicen por ahí, todo es mejorable y por lo mismo podría ser importante dejar que algunos proyectos en cualquier ámbito, no sólo en el Consejo Regional.


 Por La Tribuna

18-12-2018_20-44-221__1.jpg

Si bien, para muchos el hecho de tramitar distintos papeleos para obtener algo- una práctica bastante común en Chile- es particularmente positivo para evitar cualquier situación anómala. Punto de vista, por cierto bastante lógico.

Se entiende que es por un bien general, pero muchas veces se termina por demorar proyectos que son importantes en la zona y que sin lugar a dudas provocan un desarrollo importante, probablemente no sólo en una comuna particular, sino que en la provincia en líneas generales.

Ejemplo de ello es precisamente lo acontecido con el nuevo estadio de Los Ángeles, que por uno u otro motivo lleva más de cuatro años con papeles, aún sin poder materializar la situación en una edificación.

Pese a ello, el estadio parece estar a poco de “ver la luz”, sin embargo la cantidad de papeleo y problemas por los que ha pasado, ha hecho perder la paciencia tanto de hinchas como de autoridades municipales.

El polémico socavón de Negrete ha corrido la misma suerte y pese a que se trabaja arduamente, los vecinos deben convivir día a día con una camino en mal estado y demorando media hora de más en un viaje extra por evitar una ruta que los puede llevar a la muerte. El panorama no es sencillo, pero es la lamentable espera por temas burocráticos la vida de las personas se vea afectada en demasía, más cuando en ocasiones son temas realmente sensibles.

Pero sin lugar a dudas uno de los casos más emblemáticos ha sido el de la plaga de termitas de Nacimiento, que luego de años de serios problemas de un sector entero en la comuna alfarera, finalmente este martes el Consejo Regional aprobó los recursos para combatir la plaga que no deja dormir a los vecinos.

Casas deterioradas, en mal estado y en pésimas condiciones para poder vivir es lo que continuamente tiene que sobrellevar los vecinos nacimentanos.

La pregunta es ¿se pueden agilizar este tipo de proyectos cuando son de real importancia?

¿Es necesario esperar meses o años para poder concretar un proyecto relevante para una comunidad completa?

Como dicen por ahí, todo es mejorable y por lo mismo podría ser importante dejar que algunos proyectos en cualquier ámbito, no sólo en el Consejo Regional, puedan tener algún tipo de urgencia cuando se trate de alguna necesidad real, como la que han enfrentado durante años los vecinos del sector industrial de Nacimiento.

La burocracia ayuda, pero no con tanta demora.  

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes