miércoles 26 de junio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Más árboles para nuestra provincia

 La mala planificación hace que el recambio, la poda y la mantención se hagan de manera terrible. A tal punto que los árboles quedan mutilados sin posibilidad de reparos. Asimismo, cuando, se cortan especies que están enfermas, no se reemplazan por nuevas que puedan crecer y así, damos cada vez más espacio al cemento y menos a la sombra verde.


 Por LESLIA JORQUERA

03-12-2018_20-06-391__1.jpg

Para muchos, hablar de las especies arbóreas de Los Ángeles o la provincia, no forman parte de las situaciones relevantes. Claro, hasta que comienza el calor extremo y necesitamos una sombra.

A fines del año pasado, en este mismo espacio editorial, hablábamos acerca de este tema, señalando que una ciudad donde da gusto vivir, se caracteriza por un buen diseño urbano, por una correcta armonía, distribución de sus espacios y también por sus áreas verdes, aquellas que congregan a las familias en los tiempos de esparcimiento.

No cabe duda desde ese momento a esta parte, en distintas comunas se han hecho avances considerables. En Nacimiento, en octubre pasado, se inauguraron 15 mil metros cuadrados de áreas verdes en el llamado Parque Río Vergara. En el mes de marzo, en Los Ángeles, también fue abierto el parque urbano Estero Quilque con 11 hectáreas de jardines, árboles y juegos de esparcimiento.

En Yumbel, se suma el anhelado Parque Cerro La Virgen y entre Quilaco, Santa Bárbara y Alto Biobío, el Parque Angostura, contribuye a mejorar los espacios verdes. Pero no es suficiente.

Con el paso de los años, las especies arbóreas de la ciudad, comienzan a envejecer.

La mala planificación hace que el recambio, la poda y la mantención se hagan de manera terrible. A tal punto que los árboles quedan mutilados sin posibilidad de reparos. Asimismo, cuando, se cortan especies que están enfermas, no se reemplazan por nuevas que puedan crecer y así, damos cada vez más espacio al cemento y menos a la sombra verde.

Debemos exigirle a nuestros 14 alcaldes que intensifiquen su trabajo por desarrollar pulmones verdes para sus ciudades y que estos se levanten en distintos sectores, no sólo en donde están los votos.

Siento una provincia que se jacta de ser la capital forestal, en muchos casos deja mucho que desear, porque deberíamos ser ejemplo de forestación y de áreas verdes amigables con el entorno urbano. Ahora empiezan las altas temperaturas y nos lamentaremos, pero llegado el invierno, el tema descansa otra vez.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes