sábado 24 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Hay que posicionar a la provincia en el mapa

Se había dicho que este sería “el gobierno de las regiones”, pero ese slogan contrasta demasiado con los anuncios en esta materia durante la reciente Cuenta Pública presidencial. Aún hay tiempo para reivindicarse. Biobío necesita progreso y desarrollo.


 Por Cristian Delgadillo Rosales

03-06-2018_22-18-571__1

El viernes 1 de junio, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, presentó, como es costumbre en nuestro país, la tradicional Cuenta Pública ante el Congreso Nacional, para plantear los desafíos que se priorizarán durante el actual gobierno.

Su discurso fue el más largo pronunciado en los últimos 20 años. No obstante esa extensión, las palabras pronunciadas no dejan contentos a los sectores alejados de Santiago, como, por ejemplo, nuestra provincia de Biobío.

Hay inversiones que llevan en carpeta años o décadas esperando, sin que ningún mandatario electo les ponga verdadera urgencia para concretarlas. Sin embargo, el Presidente Piñera plantea la construcción de 57 kilómetros para el metro de Santiago…

Ahí cabe preguntarse ¿cómo reaccionará, por ejemplo, el senador Víctor Pérez Varela? Este parlamentario fue uno de los más críticos con la administración anterior, por no considerar a la provincia de Biobío en materia de embalses que permitieran reunir agua para las épocas de mayor escasez. Hoy, claramente, debe alinearse con su gobierno, pero no puede haber dobles discursos.

Los Ángeles, como capital provincial y considerada por muchos como centro de operaciones de Biobío y Malleco, perfectamente podría tener una fuerte inyección de recursos en materia de conectividad. Pero, nuevamente, ni siquiera se mencionó la ruta Nahuelbuta y tampoco hubo una declaración sobre el aeropuerto que tanto anhela esta zona. Para qué hablar del paso internacional Pichachén, priorizado por la administración Bachelet y que hoy no figura entre las materias y expectativas principales del Gobierno, al menos, en lo que a anuncios hechos por la Primera Autoridad se refiere.

Es urgente poder contar con mayor apoyo para las regiones y las provincias. No puede ser que el primer balance del presidente Sebastián Piñera haya estado tan centrado en los beneficios de Santiago en desmedro de millones de personas.

Lo que hay que incentivar es, precisamente, que los jóvenes opten por quedarse en sus territorios y dejen de pensar que Santiago es el único camino para el éxito. 

Para lograr el desarrollo de las regiones es necesario que haya oportunidades que ofrecerle a nuestras nuevas generaciones; de lo contrario, la migración a la capital seguirá ocurriendo de manera masiva.

Se había dicho que este sería “el gobierno de las regiones”, pero ese slogan contrasta demasiado con los anuncios en esta materia durante la reciente Cuenta Pública presidencial.

Aún hay tiempo para reivindicarse.

Biobío necesita progreso y desarrollo.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes