miércoles 13 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

Potenciar el desarrollo provincial el gran desafío público-privado

El gran déficit en la pavimentación rural, las carreteras y accesos a los radios urbanos, sumado a las calles interiores de Los Ángeles y de las comunas del territorio, la falta de hospitales y clínicas privadas de calidad, parques y plazas que cumplan con los estándares de vida de los organismos internacionales y un estadio con estándar FIFA o un aeropuerto con vuelos comerciales, son una muestra que no se pensaron bien las cosas y hoy estamos con un gran problema urbanístico y social.


 Por FREDY MUÑOZ SANDOVAL

04-02-2018_21-37-141__1editorial.gif

Para nadie ha pasado inadvertido, que la Provincia de Biobío, en un plazo muy corto creció de manera sorpresiva y desmedida.

El progreso del rubro forestal, las innovaciones que trajo la agricultura con los berries y frutales de exportación mundial, además de ser una zona clave en materia de generación de energía hidroeléctrica y eólica, abrieron la puerta para que nuevos profesionales y sus familias llegaran a vivir a la zona, lo que trajo consigo que se levantaran nuevos conjuntos habitacionales, lugares de entretención y supermercados que llegaron a instalarse en esta tierra, mientras muchos coterráneos, buscaron nuevos rumbos fuera de aquí.

Hasta hace 10 años, nadie pensaría que en 2018 Los Ángeles tendría tres hipermercados Líder, el supermercado Jumbo, A Cuenta, Único, Unimark, Tottus y tantos otros de grandes cadenas; dos grandes tiendas de vivienda y construcción, como es Homecenter o Easy y la proliferación de estaciones de servicio que se ubican en gran parte de la capital provincial y las comunas aledañas.

Sin embargo, este crecimiento, no ha ido de la mano con la armonía que requiere la provincia para que tenga una verdadera calidad de vida. El gran déficit en la pavimentación rural, las carreteras y accesos a los radios urbanos, sumado a las calles interiores de Los Ángeles y de las comunas del territorio, la falta de hospitales y clínicas privadas de calidad, parques y plazas que cumplan con los estándares de vida de los organismos internacionales y un estadio con estándar FIFA o un aeropuerto con vuelos comerciales, son una muestra que no se pensaron bien las cosas y hoy estamos con un gran problema urbanístico y social.

Pareciera que se fue improvisando y de un momento a otro, apareció el gran problema. ¿Tiene remedio?   Sí, pero requiere del sector público para mejorar la inversión y distribuirla para solucionar lo que no se hizo y para anticiparse a los cambios. Pero, también se requiere del mundo privado para que al progreso que traen al territorio, incluya un trabajo responsable para ser un aporte y no un problema.

La labor es pensar las proyecciones de la provincia y todos tienen que sentarse a hacerlo seriamente. Las municipalidades, las empresas privadas, la Cámara Chilena de la Construcción, las cámaras de comercio, turismo y servicios, los sindicatos, las organizaciones sociales y las universidades.

Sólo falta resolver una pregunta ¿quién comienza a sentarlos sobre la mesa para que no sigamos improvisando?

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes