suscríbete al boletín diario

Editorial

También hay noticias buenas en el hospital

Iniciativas de este tipo fortalecen y mejoran de forma sustancial la imagen de los médicos, enfermeras, personal administrativo y paramédico de los hospitales, los cuales muchas veces están expuestos más a la crítica que a las satisfacciones de quienes transitan por diversas razones por dichos lugares.


 Por La Tribuna

18-04-2016_21-05-461editorial.gif

Generalmente, cuando se habla de Salud Pública, las necesidades son interminables. Los usuarios muchas veces deben esperar horas por una atención o hacen públicos los hechos en los cuales sienten que son pasados a llevar en sus derechos. Sin embargo, hay veces donde el servicio público tiene actitudes destacables que son dignas de analizar, porque no tienen que ver con las políticas de gobierno, sino de iniciativas internas que buscan mejorar la calidad de vida de los pacientes que se atienden.

El día de ayer, se dio inicio en el Complejo asistencial Dr. Víctor Ríos Ruíz de Los Ángeles a la Semana del Libro. Muchos se preguntarán ¿qué relación tiene un hospital con esta fecha? Pues bien, con el apoyo del Servicio de Salud Biobío y del director del recinto Bryan Romero, el personal médico del lugar, ideó un Plan de lectura de cuentos para los niños pacientes que se atienden el área de Pediatría, en donde son los propios profesionales, los que generan un lazo más allá de la atención médica, involucrándose en el bienestar quienes deben pasar a ocupar las camas.

La iniciativa que cuenta con el apoyo de la biblioteca municipal, no puede quedar escondida y debe ser destacada y ojalá replicada en todos los centros de atención médica pública y privada del país, puesto que humaniza la atención hospitalaria y genera a través de la sanación del espíritu de las personas, una mejor calidad en la atención de los pacientes.

Iniciativas de este tipo fortalecen y mejoran de forma sustancial la imagen de los médicos, enfermeras, personal administrativo y paramédico de los hospitales, los cuales muchas veces están expuestos más a la crítica que a las satisfacciones de quienes transitan por diversas razones por dichos lugares. 

La Salud Pública tiene una lista infinita de necesidades, críticas y errores, pero también tiene aciertos que por pequeños que sean, contribuyen a empatizar con el que sufre.

Ojalá que estas instancias se puedan realizar más seguido e involucrar a otras áreas del recinto asistencial, donde más doctores se involucren más allá del tratamiento, en el bienestar de sus pacientes.

Hay un cambio positivo en la atención del hospital, y eso merece ser comentado y manifestado en la editorial de este diario. Felicitaciones.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes