sábado 21 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Contaminación y la mala aplicación de planes

Para poder instalar planes de comunicación, se necesita tener profesionales a cargo de un departamento a jornada completa, que puedan desarrollar los mecanismos necesarios para bajar la información a la comunidad.


 Por LESLIA JORQUERA

28-07-2015_21-15-411-editorial.gif

 

Para poder instalar planes de comunicación, se necesita tener profesionales a cargo de un departamento a jornada completa, que puedan desarrollar los mecanismos necesarios para bajar la información a la comunidad.

 

La ciudad de Los Ángeles producto de la expansión inmobiliaria, ha tenido como consecuencia una proliferación excesiva de estufas a leña. Esto ha generado que, de un tiempo a esta parte, transitar por las calle durante la tarde sea una situación no recomendable para la salud de la población.

En el sector poniente de la capital provincial es donde más fácilmente se puede evidenciar esta situación o en Paillihue al sur, en que en ocasiones prácticamente no hay visibilidad a los pocos metros.

Por esta razón es que desde el año pasado la autoridad sanitaria de la provincia del Bío Bío, diseñó un programa de emergencia debido a la calidad del aire, con medidas restrictivas de uso de estufas e intensas fiscalizaciones, donde se multa a quienes incumplen la normativa.

Este año, sin embargo, se lanzó con gran expectativa una APP que podría ayudar a informar los episodios de emergencia con un sistema predictivo de 48 horas, el que en ocasiones tiene evaluaciones que aparentemente no se condicen con la realidad, ya que han marcado situaciones de normalidad en días donde la intensa capa de contaminación afecta a la ciudad.

Asimismo, pasearse con megáfonos por la zona, simplemente no ha funcionado, porque la situación de emergencia se mantiene.

Sólo se han visto algunos efectos positivos en las enfermedades respiratorias, con las que el organismo defiende un supuesto éxito en el trabajo.

En este sentido, el trabajo que desarrolla el organismo, más allá de la excelente labor que ejecuta el doctor Yevénes, no parece ir más allá.

La propia directora del servicio a nivel provincial, poco y nada aparece aclarando o explicando como líder del equipo las consecuencias e impactos de los planes que realizan.

Es necesario que mejoren las vías de comunicación con la población, las que hasta ahora, son francamente mediocres.

En una encuesta on line realizada por nuestro medio, el 95,1% de los usuarios que votó, calificó como “muy mal” la evaluación a la delegación provincial respecto a los mecanismos que utilizan para informar las emergencias por contaminación.

Finalmente, se debe señalar que, para poder instalar planes de comunicación, se necesita tener profesionales a cargo de un departamento a jornada completa, que puedan desarrollar los mecanismos necesarios para poder bajar la información a la comunidad, ya que lo que hay hasta ahora es una serie de improvisaciones que sólo evidencian la falta de ellos.

Periodistas, publicistas o expertos en marketing perfectamente podrían realizar esta tarea, con inversión publicitaria en medios de comunicación masivos o incluso en difusión de bajo costo, pero seguir con una camioneta con un megáfono, claramente no es el profesionalismo que la población requiere, aquí está la tarea más importante, ojalá lo evalúen para la próxima.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes