domingo 25 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

El Ministerio de la Mujer: ¿fortalecimiento a las gestiones o burocracia innecesaria?

Este legítimo cuestionamiento sólo busca reflexionar sobre los verdaderos objetivos de fondo que pretenden promover la igualdad de derechos de la mujer, ya que es necesario tener una mirada integral del rol de las féminas en la sociedad.


 Por Cristian Delgadillo Rosales

02-07-2015_18-48-581-editorial.gif

La clase política y los medios analíticos debaten en torno a las dudas de las reformas tributaria y laboral, dejando rezagada la cuestión en torno a la creación del ministerio que busca fortalecer el rol del Estado en diversos ámbitos. Nos referimos al proyecto de ley que crea el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género. La medida que transforma al Servicio Nacional de la Mujer en una nueva repartición orientada a vigorizarlos derechos de la mujer en todos sus ámbitos pareciera estar orientada a promover objetivos ideológicos en vez debuscar solucionesa las inequidades de género que tanto afectan a las mujeres.

Desde este punto de vista, se vislumbra que el nuevo ministerio no tiene razón de existir, ya que el actual Sernam, que se encarga de la difusión de políticas orientadas a la equidad de género, ha desempeñado una labor que se ha evidenciado en los últimos años gracias a sus comunicaciones dirigidas a limitar las discriminaciones en contra de la mujer. Entonces, la instauración de este ministerio, que comunicacionalmente sólo busca tener visibilidad, deja supeditado los objetivos de la protección de los menores de edad, ya que sería justo crear también un ministerio del Sename, así como un ministerio del adulto mayor.

Por otro lado, esta nueva cartera debiera incluir los derechos de los hombres, ya que sin este debate en igualdad de condiciones, no se generará el cambio cultural al que aspiran las mujeres, el cual busca limitar la dicotomía hombre/mujeres en cargos directivos, es decir, el acceso por competencias a diversas oportunidades.

Es necesario repensar que este Ministerio no debe caer en sólo cambiar la estructura administrativa, en solo generar más democracia, sino que los recursos se deben destinara fortalecer y concretar los objetivos que busca el antiguo Sernam, es decir, promover programas destinados a que la mujer goce de iguales derechos y oportunidades que el hombre, tomando en cuenta los diversos y variados ámbitos en los cuales las mujeresse desenvuelven, tanto laboral como familiar.

Básicamente, genera una alerta esta nueva ordenanza, ya que sólo centra su objetivo en buscar la igualdad de derechos entre hombre y mujer y en la equidad de género, eliminando toda referencia a la familia y su respaldo como núcleo de la sociedad.

Sin esa inclusión necesaria, la iniciativa puede envolver un alto riesgo, ya que no se crearán las condiciones para que las mujerespuedan participar en el área de la política, social, de liderazgo y cargos directivos, si vemos que el Estado continúa haciendo oídos sordos al refuerzo y estimulación de la familia.

Por tanto, este legítimo cuestionamiento sólo busca reflexionar sobre los verdaderos objetivos de fondo que pretenden promover la igualdad de derechos de la mujer, ya que es necesario tener una mirada integral del rol de las mujeres en la sociedad.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes