suscríbete al boletín diario

Editorial

Contaminación: falta de conciencia e información

Las autoridades locales, deben asumir que la contaminación llegó para quedarse, por lo que no sólo se deben tomar medidas de mitigación, sino de trabajo a largo plazo.


 Por La Tribuna

1-editorial.gif

Contaminación: falta de conciencia e información

*** Las autoridades locales, deben asumir que la contaminación llegó para quedarse, por lo que no sólo se deben tomar medidas de mitigación, sino de trabajo a largo plazo.

Comenzó el frío y con ello las familias prendieron sus estufas a leña. Como cada año, la calidad del aire producto de la emisión de material particulado fino comenzó a generar estragos. Fácil es caminar por las calles de Los Ángeles para darse cuenta que en primer lugar, la gente no ha tomado los debidos resguardos para evitar la alta contaminación. La leña que se está vendiendo actualmente, tiene altos índices de humedad producto de las últimas lluvias, la que de acuerdo a la información proporcionada por los especialistas de la autoridad sanitaria, aumenta mucho más los niveles de polución.

En este sentido, se ve una baja fiscalización por parte de las autoridades de Salud e incluso es fácil ver, por ejemplo, en av. Marconi con Almirante Latorre, la presencia de vendedores de leña, que no siempre tienen las debidas certificaciones.

Falta una entidad más presente en terreno y no tanto en la oficina, una autoridad sanitaria que salga públicamente a explicarle a la ciudadanía los riesgos que tiene la situación en las personas y las multas a las que se exponen si no respetan las medidas.

La autoridad sanitaria, a nivel provincial, por segundo año consecutivo, pese a tener algunas mejoras en los canales de información, claramente no ha logrado optimizar los procedimientos para que la comunidad esté enterada y estos últimos han recurrido a los medios de comunicación, radios y diarios, para consultar sobre la medida, transformando a éstos en las oficinas de entrega de información. Algo que no corresponde.

La gente no sabe dónde llamar, la aplicación móvil es confusa para la gente, que ha accedido positivamente a su descarga, pero quedan con serias dudas al respecto, sin tener a quién consultar.

Han fallado los canales de entrega de información y con todo lo anteriormente mencionado, es muy injusto que, actualmente, un ciudadano común, tenga que aceptar una multa por parte del servicio, que hasta ahora no ha superado las expectativas.

Para educar a la población, se requieren reuniones previas, análisis, campañas de difusión, visitas a colegios, hospitales, universidades y oficinas, sólo así podrán dar a conocer a la gente lo que están haciendo.

De la misma manera, la instalación de semáforos que indiquen la calidad del aire, serían una buena iniciativa.

Las autoridades locales, deben asumir que la contaminación llegó para quedarse, por lo que no sólo se deben tomar medidas de mitigación, sino de trabajo a largo plazo.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes