lee nuestro papel digital

Economía

Estudio demostró que el endeudamiento del CAE afecta más a las mujeres

Más de 600 mil chilenos estaban en etapa de pago a finales del 2020. Casi el 70% de quienes deben cuotas tienen ingresos en promedio inferiores a $750 mil mensuales.


 Por Camila Celis

pexels-mikhail-nilov-6963017
Más de 600 mil chilenos estaban en etapa de pago a finales del 2020. / Foto: Pexels.

Stephania Díaz estudió Terapia Ocupacional en la Universidad Autónoma de Santiago, sede San Miguel. Egresó en 2015 y, en ese entonces, el arancel de su carrera costaba cerca de 3 millones 500 mil pesos.

Para financiar sus estudios accedió al Crédito con Aval del Estado, una opción que con el tiempo multiplicó el monto de la deuda. “Cada año debo más plata porque el monto ahora de ese precio está en UF. Actualmente debo 14 millones de pesos”, contó.

Aseguró que la deuda no disminuye y que debe pagar al Estado una cuota mensual de 100 mil pesos. Explicó que “estoy trabajando y se me hace cada vez más difícil pagar esos 100 mil pesos. No gano mal, pero es demasiado difícil pagar porque esa plata la necesito para otras cosas. Espero que el CAE se elimine sobre todo para nosotros que estamos al día”.

Situación similar a la de Stephania es la que viven más 600 mil chilenos que están endeudados con el CAE y algunos estaban en etapa de pago al 31 de diciembre de 2020. Una cifra que evidenció el estudio realizado por el Ministerio de Educación, en el cual se dio a conocer la primera caracterización de deudores de este crédito.

La investigación cruzó información de la Comisión Ingresa y del Servicio de Impuestos Internos para perfilar a las 669 mil personas deudoras de este crédito estudiantil, que estaban en etapa de pago a fines de 2020.

Las autoridades destacaron que el informe le coloca un rostro humano al endeudamiento, que afecta mucho más a las mujeres y a quienes no terminaron sus estudios.

A partir de ese análisis, se advierte que cerca del 70% de las y los deudores del CAE en etapa de pago tienen ingresos en promedio inferiores a $750 mil mensuales, lo que equivale a 465 mil personas. Asimismo, el 81% tiene ingresos inferiores a $1.000.000 y el 38% presenta ingresos inferiores a $250 mil mensuales. Por el contrario, tan solo el 8% posee ingresos superiores a $1.500.000.

Al respecto, el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, indicó que “para el diseño de la política pública es importante colocar rostro humano a las cifras de endeudamiento. El análisis demuestra que la mayoría de los endeudados no son personas millonarias, como se ha querido instalar muchas veces”.

De acuerdo al estudio, la realidad de quienes tienen deudas del CAE es distinta según sexo, y las más perjudicadas son las mujeres.

Entre la población deudora, el 57% corresponde a mujeres, de las cuales el 72% gana menos de $750 mil mensuales en promedio, mientras que el 40% de ellas percibe menos de $250 mil. Por el contrario, menos del 6% recibe sueldos superiores a $1.500.000 mensuales, frente al 11% de los hombres.

La subsecretaria de Educación Superior, Verónica Figueroa Huencho, planteó que este análisis del endeudamiento por género es clave porque “nos invita, desde la política pública, a perfilar no solo a las y los deudores en general, sino que también en particular en sus territorios, en los grupos colectivos a los que pertenecen, y todo eso nos permite comprender que las políticas públicas no son ciegas, no son neutras, sino que afectan a personas que viven realidades particulares y que se endeudan en la educación superior, esperando a futuro la promesa de la movilidad social que no siempre ocurre”.

La investigación es parte del trabajo que está haciendo el Ministerio de Educación, junto al Ministerio de Hacienda, la Dirección de Presupuestos, y la SEGPRES, para trabajar en un plan de condonación que sea justo, progresivo, gradual y responsable fiscalmente. Una política que será presentada en 2023, y que beneficiará a todas y todos los deudores, en distinta medida, y considerando variables como el estado de pago, los ingresos, si terminaron sus estudios, entre otros factores.

Deudores que no terminaron sus estudios

Del grupo analizado en el estudio, hay 151 mil 783 personas (23%) que adquirieron el crédito y no lograron terminar sus estudios por diversos motivos. Esto significa que se quedaron con la deuda y no obtuvieron un título, lo que incide en que tengan sueldos más bajos que el resto.

El análisis advierte que el 88% de estos deudores que no terminaron sus estudios posee ingresos mensuales inferiores a $750 mil, mientras que el 93% gana menos de $1.000.000 promedio, destacando especialmente el 58% con ingresos mensuales promedio inferiores a $250 mil.

Esto, demostró que la realidad es más desfavorable en el caso de las mujeres que no terminaron sus estudios. El 92% de ellas gana menos de $750.000, lo que en el caso de los hombres llega al 84%. 

El análisis se centró en aquellos deudores que tenían ingresos declarados en el SII, sin embargo, se debe considerar que las personas deudoras tienen que pagar sus cuotas del CAE independientemente de si declaran o no ingresos en el SII.

También te puede interesar:


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
caedeudasECONOMÍAEducaciónLa Tribuna
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes