domingo 25 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Economía

¿El banco de los pobres? potencia a emprendedores de Biobío

En el llamado ?Banco de los Pobres?, ideado por Muhammad Yunus, se inspira Banigualdad, una fundación sin fines de lucro, que desde 2010, apoya con microcréditos a emprendedores de Biobío.


 Por Sebastián Carrizo

25-04-2019_22-06-361__emprendedores1.jpg

Claudia Robles Maragaño

 

[email protected]

 

Con una masiva asistencia de emprendedores se realizó en Los Ángeles la jornada “Despega tu negocio”, que contó con la participación de personas de comunas de la provincia de Biobío, que a través de mesas de conversación, compartieron experiencias, datos de proveedores, posibles redes de contacto y, sobre todo, sueños y proyectos.

La actividad comenzó con la intervención del gerente de micro-finanzas de la fundación privada Banigualdad, Erwin Shalper, que desarrolló el tema “Conecta a emprendedores como tú”, reforzando aspectos relacionados con el quehacer de la entidad con presencia de Iquique a Puerto Montt, con más de 50 mil beneficiarios.  

Banigualdad cuenta con un área de capacitación que se dedica a crear contenidos y talleres para los microempresarios, acompañándolos en las diferentes etapas de crecimiento y desarrollo de sus negocios, hasta lograr consolidar y formalizar sus actividades.

Los microempresarios de la provincia este 2019 tienen la posibilidad de acceder, a través de la organización, a microcréditos, cuyos montos de financiamiento van desde $100.000 para quienes comienzan en la Fundación y $1.000.000, para aquellos emprendedores que tienen negocios más consolidados.

Los créditos se pagan a través de cuotas semanales, con la posibilidad de acceder a nuevos micro-créditos al ir cumpliendo metas o ciclos del emprendimiento.

 

MICROCRÉDITOS

Giovanna Morales, supervisora zonal, recordó que la iniciativa comenzó en 2010 con la posibilidad de entregar microcréditos por $40.000. Al paso de los años los montos fueron aumentando y “hoy en día, el primer crédito que se otorga a las microempresarias y microempresarios es por $100.000 y hasta 150 mil pesos dependiendo el rubro del negocio”.

Destacó los logros alcanzados en distintas actividades, que comenzaron de manera muy improvisada. “Tenemos la experiencia de muchas microempresarias que tienen ahora sus negocios y supermercados. Ellas empezaron vendiendo en la calle, y con perseverancia lograron salir adelante y con gran éxito. Eso es muy gratificante, porque sabemos que el trabajo que se está haciendo, está funcionando”, comentó.

En Los Ángeles, la organización funciona en Rengo 351, depto.704, en el centro de la ciudad, con atención de lunes a viernes de 09:00 a 18:30 horas.

“Acá no importa si tiene o no Dicom porque en definitiva somos como el banco de los pobres. Banigualdad nació de la idea del maestro Yunus y otorga microcréditos a gente emprendedora. Estamos para apoyar a quienes no pueden acceder a créditos en los bancos, con la posibilidad de ayudar con microcréditos”,  expresó en alusión a la labor desplegada de Iquique a Puerto Montt, con un total de 50 mil beneficiarios, de los cuales más de 4 mil son de la provincia de Biobío.

 

EMPRENDEDORAS

Yasna Daza hace dos años que formalizó su negocio de provisiones en población Santiago Bueras de Los Ángeles, luego de conseguir apoyo de la fundación, entidad a la que llegó hace ocho años por sugerencia de la dueña del local donde trabajaba como ayudante. “Mi jefa me sugirió sumarme a la fundación Banigualdad. Total que después me quedé con el negocio de ella. Se lo arrendé por dos años”, comentó respecto de su negocio, que instaló al hacer la ampliación de su casa en la villa Padre Hurtado. “El hecho de estar en mi hogar, me permite estar más cerca de mi familia. De mis hijos. El negocio me ha permitido tener estabilidad y seguridad para los estudios de los hijos. El esfuerzo es para ellos”, manifestó al revelar que espera seguir avanzando y consolidando su proyecto. “Sueño con tener un supermercado y que mis hijos sean profesionales”, explicó.

 

Denisse Rivas junto a su pareja atiende su local en el centro de Mulchén. “Es un ciber, bazar, con artículos de librería y artesanía. Comenzamos con lo mínimo y con el tiempo nos independizamos. Con apoyo de Banigualdad formamos hace dos años nuestro propio negocio. Ya estamos establecidos luego de recibir un préstamo inicial de $100.000, que cancelamos semanalmente en cuotas de $6 mil pesos. Hemos conseguido tener más implementación y más recursos al ir creciendo nuestro negocio”.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes