miércoles 16 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Economía

Innovador proyecto que propone una solución integral al manejo del agua

La iniciativa busca aumentar la superficie regada en el país, llegando a un millón de nuevas hectáreas, con una construcción en tramos que va desde Biobío hasta Atacama.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

25-08-2017_16-55-551__9.1

Supongamos que se construye un río longitudinal, con permanente agua, sin importar la hidrología de ese año, de donde se regarán un millón de nuevas hectáreas en zonas que hoy no cuentan con derechos de agua, es decir, tierras que no tienen alternativas de riego.

Sin duda, una interesante y beneficiosa propuesta, la que hace un par de años se encuentra impulsando la Corporación Reguemos Chile, enfocados en la necesidad de una solución integral en el manejo hídrico que podría tener el país entre la región del Biobío y Atacama, a través de la construcción de una carretera hídrica en cinco tramos independientes entre sí, que permitirán mover agua por gravedad, minimizando la necesidad de impulsar agua desde las regiones que tienen importantes excedentes invernales hasta zonas donde existe gran potencial de producción, pero que no cuentan con el recurso hídrico.

Propuesta que, durante esta semana fue presentada en la capital de la provincia de Biobío, en un seminario organizado por la Cámara Chilena de la Construcción Los Ángeles, en el cual participaron diferentes actores locales, quienes analizaron la iniciativa, sus impactos ambientales, así como las interrogantes y comentarios al proyecto.

Al respecto, el presidente de la Corporación Reguemos Chile, Juan Sutil, manifestó que lo que están haciendo es el avance de una idea o proposición, de cómo administrar mejor el desarrollo del país, lo que no significa que se tenga la verdad y la quieran imponer, simplemente lo que están haciendo es proponer.

A ello, agregó que “este es un proyecto que podría cambiar la imagen del desarrollo futuro del país y esa es la gran importancia que esto tiene. Ahora, lo difícil es que todos los stakeholder, o las comunidades y partícipes podamos realmente ponernos de acuerdo sobre qué país queremos a futuro, o qué desarrollo queremos, o cómo queremos hacernos cargo de lo que viene para nuestros hijos, nietos o bisnietos. Eso es básicamente lo que pretende la Corporación Reguemos Chile, poner este tema sobre la mesa, ponerlo como instrumento de discusión, un elemento de aporte a la comunidad y que sea la materia prima para dibujar nuestro futuro”.

El proyecto, actualmente, se encuentra en etapa de “ocupación” como explica Sutil quien agregó que están trabajando en “el estudio hídrico, territorial, de ocupación, económico social, estudio ambiental estratégico”, para posteriormente el 2018 presentar una carpeta cumpliendo con las exigencias que pone el Estado de Chile, en este caso, el MOP, para que sea una iniciativa de interés público.

“Si logramos eso, la segunda etapa puede durar entre 4 a 6 años donde hay que hacer la profundización de cada uno de estos estudios para ver cómo avanzar y desarrollar este proyecto. Por lo tanto, gran parte de todas las inquietudes que se plantean se irán respondiendo a través de cada uno de estos estudios, de la profundización de esto y lo que implique en los impactos que genera, y, por lo tanto, nuestra principal y mayor preocupación está en cómo hacer una propuesta que sea beneficiosa para el país”, concluyó el presidente de la Corporación Reguemos Chile. 

INTERROGANTES Y APREHENSIONES

La carretera hídrica es una gran propuesta, pero igualmente existen algunas interrogantes y aprehensiones por parte de diversos actores involucrados, como lo es el caso de la Asociación Canal Biobío Negrete y Canalistas del Laja, quienes, en la ocasión, aprovecharon de dar su punto de vista con respecto a la propuesta y exponer sus dudas.

En así como, Juan Vallejos, administrador de la Asociación de Canalistas del Canal Biobío Negrete, sostuvo que “personalmente es un proyecto que lo encuentro súper ambicioso, muy bonito, desde el punto de vista ingenieril es súper atractivo, para nosotros que administramos aguas ver estas obras de ingeniería en construcción del canal es una cosa que nos atrae mucho, sin embargo, nosotros hoy vinimos a presentar nuestras aprehensiones con respecto del proyecto, porque básicamente estas cosas funcionan con agua y los conflictos principales que se dan en Biobío, es justamente por la gestión de los recursos hídricos”.

De este modo, detalló que una de las cosas que necesitan conocer con respecto a este proyecto, es cómo se va a solucionar eso o cuánto van a afectar estas extracciones de agua a su operación dentro de la cuenca.

Además, añadió que “desde el punto de vista ambiental, nos preocupa este tema de los trasvases de agua de una cuenca a otra, porque hemos visto que en toda la experiencia mundial y, particularmente, lo que ha pasado aquí en nuestras bases de cuenca del río Laja al Diguillín, han existido problemas, tanto sociales, conflictos importantes, pero también muchos problemas ambientales, especialmente lo que se refiere a la dilución del río Biobío, porque ya no tiene los aportes del río Laja con agua de buena calidad”.

De esta misma forma, Vallejos expresó que este es un proyecto, en sí, muy meritorio desde el punto de vista de sus pretensiones, que es regar un millón de nuevas hectáreas, generar riquezas para el país es algo que es muy loable. El tema es desde dónde se extraen los recursos.

“Es correcto extraer recurso de una cuenca que esta sobreexplotada, tenemos déficit hídrico en la mayor parte de la zona, y el mayor potencial de generación hidroeléctrica, ¿es lógico sacarle agua al mayor potencial, ir a regar otras zonas, si podemos regar zonas que no están regadas hoy acá?, todas esas preguntas yo creo que son válidas y susceptibles de mejorarse dentro del proyecto. A lo mejor hay otra forma de extraer el agua desde otras zonas, y materializar este proyecto, pero yo creo que hoy día la cuenca del Biobío no es una cuenca como para extraerle agua”, concluyó el administrador de la Asociación de Canalistas del Canal Biobío Negrete.

IMPACTO AMBIENTAL

El doctor Ricardo Figueroa, director del Centro Acuático de la Facultad de Ciencias Ambientales centro EULA en su exposición explicó a los asistentes los impactos que han tenido los proyectos en esta índole a nivel mundial, donde tanto las personas que donan y reciben agua tienen impactos y beneficios, por lo que se torna relevante revisar la gestión de la cuenca para lograr un equilibrio.

Consultado sobre este proyecto en particular, Figueroa expresó que “yo creo que este proyecto está recién partiendo, es muy difícil dar una opinión acabada porque hay conceptos que conmigo no cuadran, por ejemplo hablar de llevar agua al desierto, porque cambiarlo, si el desierto es desierto y no necesita agua, entonces se va a perder un valor patrimonial que es de interés mundial. No es necesario transformarlo en un vergel”.

A ello, agregó que “el agua que tenía que era la pampa del Tamarugal se perdió por las extracciones mineras, entonces hay un tema aquí de gestión de cuencas y lo que estamos hablando acá es un proyecto que interviene muchas cuencas y se olvidan del concepto de gestión de cuenca, es decir, se mezclan unas con otras como si nada”.

Finalmente, Figueroa subrayó que todos estos temas hay que tirarlos sobre la mesa, conversarlos, “en ningún caso estoy diciendo que está malo, porque en general tu no ganas diversidad cuando dices voy a regar esto y ganar diversidad, lo que haces es ampliar una zona de regadío, a mayor estándar, por lo tanto se homogeniza el paisaje, pierdes estas divisiones que tenías, y ahora lo homogenizas. Básicamente eso es lo principal, que primero debemos conocer detalle a detalle, para poder tener una opinión acabada de lo que es este proyecto”.

IDEAS Y SUEÑOS CON POTENCIAL PARA EL DESARROLLO

Al respecto, Marcelo Melo, presidente Cámara Chilena de la Construcción Los Ángeles, destacó que “para la CChC, la infraestructura es clave para el desarrollo económico, el progreso del país y la calidad de vida, por ello, organizó el seminario “La Carretera Hídrica que podría transformar a Chile en una potencia agroalimentaria”, con el fin de presentar a la comunidad y autoridades ideas, sueños que tienen un potencial de desarrollo, futuro y un alto impacto”.

Asimismo, añadió que “nosotros creemos que este sueño que tiene la Corporación Reguemos Chile, obviamente, cumple todos los requisitos para ser considerada de alto impacto, tanto en las comunidades locales, con el desarrollo de las personas, como también en la infraestructura. Y es en ese tema es donde la mirada de la cámara pone los ojos, porque el desarrollo de esta infraestructura, sólo el desarrollo de este proyecto llegaría a traer un montón de beneficios para todas esas personas que van a trabajar en él”.

“Este es un ejemplo claro que el acercamiento público privado para las inversiones en los déficit de infraestructura que tenemos, queda claro, con este ejemplo se puede graficar todo ese déficit que se proyecta en el país en términos de infraestructura”, concluyó el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción Los Ángeles.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Carreterahidrica

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes