suscríbete al boletín diario

Economía

Condiciones de Nestlé complican a productores lecheros de Los Ángeles

Se descartó un alza de los precios de la leche fresca para la zona y se anunció la disponibilidad de “contratos por un año”.


 Por La Tribuna

30-03-2017_18-41-015.1-003

En la última reunión de Nestlé sostenida con los productores lecheros de la provincia de Los Ángeles, el pasado 13 de marzo, el conglomerado suizo descartó un alza de los precios de la leche fresca para la zona, al tiempo que anunció la disponibilidad de “contratos por un año”.

Esta medida puede implicar un incremento del precio en torno a $5 por litro, además de que genera productores cautivos y con pocas posibilidades de trasladarse a otras compañías, advirtió la Asociación de Productores de Leche de Biobío por medio de su presidente, Darío Arévalo.

En esta línea, la autoridad enfatizó que “las condiciones que establece Nestlé en Los Ángeles son absolutamente insuficientes para el complejo momento lechero y hasta discriminatorias respecto a lo que esta industria ofrece como pago en otras zonas lecheras del país”.

Agregó que “por una parte, la empresa no dice que no habrá alza de precio, sabiendo la sequía y el aumento de costos que ello ha significado, y por otro, a pesar de que en el sur sí aumento el precio de la leche, en nuestra zona aún el alza no se verifica. No entendemos la razón de por qué se genera esta diferencia”.

 

CONTRATOS DE EXCLUSIVIDAD

Otra de las condiciones que anuncio Nestlé en la última cita con sus proveedores fue la posibilidad de suscribir contratos de exclusividad por un plazo de un año en materia de entrega de la leche fresca.

Al respecto, el presidente de Aproleche Biobío, junto con confirmar que tampoco se trata de un gran apoyo para los productores considerando la delicada situación por la que atraviesan, detalló que “en este caso, la compañía anunció la disposición de contratos a un año para los productores, lo que significa que se asegura el abastecimiento por dicho periodo, pero nosotros quedamos amarrados a ellos, ya que pensar en un cambio de procesadora implica un severo castigo económico”.

En otras palabras, Arévalo acusa que se abre “la posibilidad de que estos contratos generen productores cautivos, y al existir castigos por retirarse, esto efectivamente puede transformarse en un desincentivo o inhibir el cambio de planta por parte del productor. Esto se verificará si el castigo resulta ser mayor respecto a la oferta de la otra empresa”.

Añadió que “si la oferta es mayor que el castigo, al productor le va a convenir cambiarse de compañía, pero para las empresas competidoras se hace mucho más difícil capturar esos litros, porque debe considerar el precio que paga la firma, más el castigo”.

 

APOYO A PRODUCTORES LECHEROS

Desde Fedeleche dijeron que están analizando los antecedentes disponibles para determinar qué caminos de acción seguir para apoyar a los productores, no obstante, ante la existencia de estos contratos, señaló que parece importante que se cumplan ciertas condiciones para su celebración.

En tal sentido, la Federación Nacional de Productores señaló que en caso de existir un contrato entre productor e industria, este debe ser de público conocimiento y accesible a todos los proveedores de la empresa.

Recalcó que las condiciones que establezca el contrato deben ser simétricas entre productor e industria y no contener cláusulas que puedan entenderse como abusivas hacia los productores.

Finalmente, Fedeleche puntualizó que el contrato no debe ser un instrumento que impida la movilidad de un productor en el mercado de compra de leche fresca.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes