suscríbete al boletín diario

Economía

Advierten severos daños del mercado lácteo para pequeños y medianos productores

Darío Arévalo, presidente del gremio, enfatizó que el actual sistema de compra de leche fresca no da para más.


 Por La Tribuna

13-01-2017_19-07-049.1

En el marco de la sesión especial de la Comisión de Agricultura de la Cámara de diputados, que se llevó a cabo el pasado lunes 9 de enero, en el ex Congreso Nacional en Santiago, el presidente de la Asociación de Productores de Leche de Biobío –Aproleche- Darío Arévalo, manifestó críticas por las imperfecciones del mercado de compra de leche fresca en la zona y sus efectos nocivos -principalmente- entre los pequeños y medianos productores locales. 

En este sentido, el timonel del gremio, aseguró que bajo las actuales condiciones que se establecen en el mercado de compra de leche fresca en región, cada día están más complicados, quien lamentó que a partir de aquello, “Biobío ha sido una de las zonas más afectadas en los últimos años, con la mayor cantidad de lecherías desaparecidas, siendo los pequeños y medianos agricultores los más golpeados”.

De este modo, frente a los parlamentarios de la instancia legislativa, Arévalo fue tajante en destacar que “el actual sistema no da para más”.

Asimismo, advirtió que esto ha repercutido en que “pequeñas empresas que se dedicaban a procesar nuestra leche, también han debido cerrar, trayendo consigo una mayor concentración de los poderes de compra de leche fresca”.

DAÑOS EN CIFRAS Y ESTADÍSTICAS

Junto con lo anterior, el timonel de Aproleche Biobío aludió a los daños que hoy las cifras y estadísticas oficiales no reflejan. 

“Hoy nuestra región muestra cifras de crecimiento en términos de recepción (+12% y única zona en el país que presenta una expansión de las compras en todos los meses de 2016), sin embargo, esa leche viene en gran parte de la novena región y también de una mega lechería que existe en la zona, que ha crecido y distorsiona las cifras en la región”, advirtió el dirigente. 

De esta forma, Arévalo, además, dio a conocer que los precios al productor en la zona no se han incrementado (-0,8% entre enero y noviembre), pese que a nivel internacional los valores son más altos y que en zonas más al sur de Chile los productores han mejorado sus condiciones de comercialización a partir de una alza de los valores cancelados por la misma industria (hasta $12 pesos). 

FALTA DE SEÑALES

En la ocasión, el presidente de Fedeleche, Rodrigo Lavín, junto con ratificar la preocupación general que existe al interior del gremio por estas problemáticas, criticó la ausencia de señales de mediano y largo plazo por parte de las procesadoras en el país, asegurando que como productores primarios se encuentran esperando que exista una reacción, tanto en oportunidad como en magnitud, respecto de los precios pagado a productor y el alza del mercado internacional.

“En el último semestre de 2016, el valor internacional de la leche se incrementó alrededor de un 60% y en Chile estamos esperando que exista una reacción, en oportunidad y magnitud, en cuanto a los precios a productor que paga la industria, porque estamos, y según los analistas coinciden, ingresando nuevamente a un ciclo positivo de la leche a nivel global”, afirmó Lavín.

El personero agregó que, “si queremos participar de este nuevo ciclo, la industria ya debería haber entregado estímulos a los productores para que produzcan más leche, ya que esto no es apretar un botón e incrementar la producción. En varios países se está pagando más respecto a Chile y eso es clara señal de un incentivo asociado una visión de largo plazo, muy distinto a la que hemos visto aquí, de parte de la industria a sus proveedores”.

En tal sentido, recalcó que “no hemos tenido señales claras de lo que se pretende a mediano y largo plazo en Chile, a pesar de tener todas las capacidades para hacerlo”, agregó Lavín, quien dijo que a partir de esta incertidumbre, “a nivel primario las inversiones se han congelado para crecer y el desánimo ha cundido entre los productores”.

 

DISMINUCIÓN DE PRODUCTORES

El diputado de la provincia de Biobío e integrante de la instancia, José Pérez, dijo compartir la preocupación expresada por los representantes gremiales, ahondando en un dato. “Hace unos diez años existía una cantidad de productores que, a esta fecha, se ha reducido a la mitad de ello”.

A ello, agregó que la actitud abusiva y los bajos precios pagados por la industria “ha traído como consecuencia que esto no sea negocio, quebrando muchos pequeños y medianos productores e incluso, algunos teniendo que vender obligadamente sus predios”, hecho que catalogó como una vergüenza, considerando que se trata de la producción de un aliento nutritivo e necesario para la población.

Al término de la sesión, los presentes a la instancia concordaron en propiciar un trabajo público-privado que permita dar sostenibilidad al sector primario lácteo. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes