domingo 15 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Economía

Viñateros de la provincia apostarán por la asociatividad

La Asociación Gremial de Viñateros de Yumbel, que también integra a productores de las comunas de San Rosendo y Cabrero, son quienes se beneficiaran con este trabajo colaborativo.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

15-12-2016_17-52-515.1

Un trabajo asociativo en todos los sentidos. Esa es la consigna detrás de un trabajo articulado entre diversos actores públicos y privados, que tiene como objetivo impulsar la labor de un grupo compuesto por los más de 40 viñateros activos que tiene la Asociación Gremial Yumbel.

Integrado, en su mayoría, por productores de vino artesanal de uva país, quienes comenzaron el primer año de trabajo -de tres que promete el nodo- que implica un aporte anual cercano a los 40 millones de pesos.

En el origen de la iniciativa es un trabajo integrado entre la Seremi de Agricultura de Biobío, el Consejo Regional de Producción Limpia y Copeval Desarrolla, quienes junto a la entidad de Corfo y la Universidad Técnica Federico Santa María, unieron al grupo de viñateros con la intención de fomentar el trabajo de este sector vitivinícola de la región, tal como se realiza hace tiempo con la zona del Valle del Itata.

Y es que ambos sectores presentan potencialidades parecidas, cuentan con cepas patrimoniales distintivas y un trabajo único de tratado de los viñedos, heredado por generaciones, según cuentan los propios empresarios del rubro, quienes estiman que sus parras tienen más de 300 años de historia.

RECONOCIMEINTO DE SU TRABAJO

Según afirmó Danilo González, Presidente de la Asociación y viñatero de la zona de Yumbel este trabajo apunta al reconocimiento, “lo importante es que logremos destacar como un patrimonio, una parte cultural de nuestro trabajo porque esto tiene todo una trayectoria. Estas viñas son las madres del resto de las cepas (…) este es un vino y una plantación de prestigio que tiene mucho que rescatar”.

Asimismo, González sostuvo que la producción de los viñateros es de alrededor de 240 hectáreas alcanzando una producción de un millón 600 mil kilos de uva lo que redunda en 900 mil litros de vino, donde destaca el Malbec de la zona de San Rosendo, mientras que en Cabrero y Yumbel prima la cepa país, algo de Cabernet Sauvignon y la blanca Italia.

 

LA APUESTA POR EL SECTOR VITIVINÍCOLA

Esta iniciativa surge desde varias aristas. Por una parte, este Comité de Corfo que se puso en marcha hace un año, busca apoyar de mejor forma a cada una de las provincias que componen la región, considerando las necesidades productivas de cada una de ellas.

En ese sentido, este Comité considera especialmente aquellos sectores productivos estratégicos para la región y que han sido consignados en la Estrategia Regional de Desarrollo, y el sector vitivinícola es uno de ello.

En este sentido, Juan Mardones Alarcón, Director Ejecutivo Comité Desarrollo Productivo de Corfo, enfatizó que “tanto en el Valle del Itata como en el de Biobío hay un potencial importante para fortalecer economías locales y en el caso de la Provincia de Biobío, era una necesidad darle un impulso a las zonas productoras. Y acá es donde aparece otra parte y que es el trabajo que está desarrollando la Mesa Regional del Vino”.

A ello, agregó que como parte de ese trabajo, la Seremi de Agricultura y la Gobernación de Biobío identificaron que en estas comunas había la posibilidad y la necesidad de levantar esta iniciativa y trabajamos para levantar cuáles eran las brechas existentes y cómo podíamos abordarlas, así consolidamos este apoyo a través de un instrumento denominado Nodos para la Competitividad y que reúne a varias empresas que buscan mejorar en términos comerciales.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes