suscríbete al boletín diario

Economía

Académico local: “El desafío pendiente en el crecimiento económico es disminuir la desiguald

El ingreso promedio del 20% más rico de la población es 10,6 veces más grande que el del 20% más pobre, situación que ha variado marginalmente desde 2009, donde ese indicador era de 11,8 veces.


 Por La Tribuna

13-12-2016_17-29-255.1

En nuestro país, y en la provincia de Bío-Bío, se han mantenido las brechas económicas entre la población más rica, y los más pobres. Si bien se habla del desarrollo económico del país, no se ha logrado encontrar la solución para mejorar los procesos de distribución.

Es por ello que, el director académico de la Universidad San Sebastián, Gonzalo Sanhueza Palma, conversó con La Tribuna para dar a conocer el interesante análisis al respecto.

Entre 2006 y 2013, el PIB Per Cápita medido a poder de paridad de compra (PPP) ha crecido en 44%, llegando a US$23.460, en tanto que la pobreza disminuyó entre 2006 y 2013 desde 29,1% a 11,7%.

Por su parte la distribución del ingreso, medido a través del coeficiente de Gini, según mediciones publicadas por la OCDE varió marginalmente de 0,48 a 0,47 entre 2009 y 2014. Asimismo se observa que el ingreso promedio del 20% más rico de la población es 10,6 veces más grande que el ingreso promedio del 20% más pobre, situación que ha variado marginalmente desde 2009 donde ese indicador era de 11,8 veces  

En este sentido, Sanhueza explicó que con los antecedentes anteriores, no podemos decir que Chile va mal. “Los indicadores muestran un fuerte crecimiento económico y una baja sustantiva en la pobreza, pero aún hay un desafío pendiente que es disminuir la desigualdad”, comentó.

A ello, agregó que al respecto “¿debemos entonces abandonar el crecimiento y abocarnos a la redistribución del ingreso para mejorar la desigualdad? Obviamente la respuesta también es no. Ya lo señalaron estudios pioneros en términos de desigualdad como los llevados a cabo por Simon Kuznets a mediados del siglo XX, donde explicaba claramente que un país con altos índices de crecimiento iniciales empeora su distribución del ingreso, para luego de superar un umbral, esta distribución mejora. Por ende no se puede dejar de lado el crecimiento económico para tener una mayor ‘torta’ que repartir”.

REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO

No obstante lo anterior, el académico local, manifestó que tampoco se puede dejar de lado la redistribución del ingreso como lo señalan múltiples estudios posteriores, que dejan clara la relación entre estabilidad política y económica y la distribución del ingreso.

“Claramente Chile hoy debe ocuparse de ambos temas, es imperioso un mayor crecimiento económico que permita a muchos compatriotas que están hoy en situación de pobreza salir de esa condición, siendo el empleo la mayor fuete de movilidad en este tema. Sin embargo, la disminución de la desigualdad es imperiosa, toda vez que permite darles estabilidad al país y a su modelo de desarrollo”, sostuvo Gonzalo Sanhueza.

Del mismo modo, añadió que para ello, diversos estudios han mostrado que uno de los principales agentes de disminución de la desigualdad y de movilidad social, dice relación con la educación y el capital cultural y social que puedan tener las personas.

“Por ello es básico, como forma de lograr esa movilidad social, fortalecer la educación en todos sus niveles, en especial la pre básica y básica, como pilares de ese capital”, enfatizó el académico de la USS.

Finalmente, enfatizó que “la gran movilidad se da luego con la educación superior, pues está demostrada, según datos de diversos estudios, la existencia de brechas salariales entre personas con estudios medios, técnico de nivel superior y universitarios”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes