lee nuestro papel digital

Economía

El efecto directo del IPC en la economía de las familias

La herramienta de medición, además, tiene gran influencia en el poder adquisitivo de las personas.


 Por La Tribuna

13-11-2016_18-47-375113-11-16

 

La semana pasada, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer las cifras del Índice de Precios al Consumidor, indicador que muestra en cuánto suben o bajan los precios de productos o servicios que la gente consume.

 

Es así como en octubre varió 0,2%, cifra por debajo del 0,3% pronosticado por los expertos, lo que de alguna manera está marcando una economía que está lenta, creciendo menos de lo esperado, pero por lo menos se encuentra dentro del rango meta y por debajo de lo pronosticado por el Banco Central para el 3,5% de la inflación a diciembre.

 

En lo que va del 2016 ya ha crecido un 2,9%, y en un año, es decir, de octubre del año pasado a este, lo que la gente consume ha aumentado 2,8%, lo que está dentro de la línea que espera el Banco Central como ente encargado de velar por que los precios se mantengan estables.

 

¿Pero qué es el IPC y cómo influyen las cifras entregadas por esta herramienta de medición a las personas?

 

Bajo esta línea, y para entender la relevancia de este índice en las personas, el ingeniero comercial y experto en economía, Javier Salazar, señaló algunos puntos que explican la incidencia del IPC en los chilenos.

 

“El IPC afecta directamente a la economía de las familias. Este mide la variación de precios de los bienes y servicios básicos y necesarios para la vida cotidiana de los hogares”, explicó Salazar.

 

A ello agregó que se miden mensualmente los precios de una serie de productos a los que se les llama canasta básica, en la que se excluyen e incluyen productos según varíen los gustos de los consumidores.

 

 

VARIACIÓN DEL PODER ADQUISITIVO

 

Una de las relevancias del IPC es que tiene directa relación con la variación del poder adquisitivo de las personas, es decir, que si aumenta la demanda sobre un producto determinado, los precios van a subir, con lo que se podrán obtener menos bienes y servicios con los ingresos, por eso se dice que se pierde el valor adquisitivo, y por ende se habla de que con esto las personas son más pobres aunque tengan los mismos ingresos.

 

A principio de año, muchas empresas ofrecen un aumento de sueldo a sus trabajadores, realizando el reajuste que tiene relación con lo que subió el IPC el año anterior. Es aquí donde la gente comete el gran error de pensar que este reajuste es un aumento a su sueldo, pues lo único que se hace es mantener su poder adquisitivo, porque podrá consumir sólo lo mismo que antes. Para que se gane realmente, el aumento de sueldo debería ser mayor que el IPC.

 

“Aun así, como el valor de los productos de la canasta varía mensualmente y el aumento de sueldo se hace a principios de año, para mantener nuestro poder adquisitivo es necesario e importante mantener un IPC entre el rango del Banco Central para mantener controlada la tasa de inflación de modo que el aumento del valor de los productos no sea tan rápido en sus subidas de precios, para que no afecte el bolsillo de los chilenos”, concluyó Salazar.

 


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
IPC
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes