lee nuestra edición impresa

Destacados

Tras corte de Ciprés: Expertos aseguran que podar árboles “es un error”

Organización Ciudadana emplazó a las autoridades que firmaron el Compromiso con el Verde Urbano en las elecciones pasadas.


 Por Patricio Gallegos

Foto 4,1

Varias fueron las reacciones que generó la publicación de este martes 26 de octubre en el diario La Tribuna bajo el titular “Conmoción genera corte de ciprés de más de 60 años en Los Ángeles”.

Entre dichas reacciones de angelinos se encuentra las siguiente: “Yo lo vi. Lo miré y no tenía nada de daño en el centro. Pensé que podría haber sido por su edad, pero por lo que yo vi, no era así; estaba impecable el tronco”. Asimismo: “Vi cuando lo estaban cortando y me dio mucha pena. Aquí en Los Ángeles no piensan y todo lo destruyen, tanto vegetación como construcciones antiguas; no valoran nada las autoridades que están de turno”.

Otro indicó que “lo más estúpido que hacen es que los cortaron ahora que viene el verano, el calor, y no hay viento. Para la avenida Ricardo Vicuña hicieron lo mismo… Los talan ahora que están brotando, qué idiotez, en vez de hacerlo en el tiempo que se acerca el invierno”.

Ante estas declaraciones, diario La Tribuna se comunicó con un experto, el ingeniero forestal, doctor y académico universitario, Mauricio Ponce, quien tiene conocimientos sobre riesgo de árboles urbanos. “En la arboricultura moderna, la poda es una práctica reconocida, pero se realiza cuando el árbol lo requiere y ya no se hace todos los años como ha sido habitual, como todavía se sigue haciendo en la mayoría de las comunas de Chile. Hoy se hacen podas de formación cuando los árboles son muy jóvenes para levantar la copa o reducirla, y para reducir el riesgo o trabajar con los que son ancianos”. 

El académico agregó que estas prácticas “se hacen en función, muchas veces, de la especie y de las características que el árbol tiene. Entonces, eso es lo técnico y obviamente hacer desmoches hoy de la manera en como vi en una foto que me enviaron por ahí, es un error muy grande que debe estar absolutamente desterrado de las prácticas que se realizan con los árboles urbanos”.

Ponce explicó que “la poda viene de una costumbre más bien rural vinculada a los árboles frutales, que son los que se podan para favorecer la fructificación, pero esa no es una práctica propia del árbol urbano y eso se debe cambiar porque hoy en la arboricultura moderna las prácticas son absolutamente otras, por lo tanto, podar todos los años es un error, y obviamente desmochar en principio también lo es porque a lo mejor sea necesario hacer algún tipo de desmoche muy particular, pero no es una práctica generalizada que tenga que ser prácticamente toda una calle de árboles. También la compañía eléctrica está haciendo un uso abusivo de la poda obviamente con la justificación de despejar línea eléctrica, y lo que hacen es un maltrato, siendo que hay otras prácticas en que podrían convivir de mejor manera la presencia de los árboles y el tendido eléctrico”.

Para el ingeniero forestal, un punto importante en relación con estos cortes de cipreses es porque “los municipios, en términos profesionales y técnicos, no se han renovado adecuadamente con profesionales formados en este campo; a veces suponemos que por el solo hecho de ser un ingeniero forestal o agrónomo, saben de estas temáticas, sin embargo, está claro que aún en las universidades es una formación más o menos reciente”.

COMPROMISO VERDE

En la misma línea, la agrupación Red de Árbol Urbano de Los Ángeles recordó que varios candidatos firmaron el Compromiso por el Verde Urbano para las elecciones pasadas.

Cecilia Benavides, quien forma parte del equipo técnico, manifestó que actualmente hay varios de ellos, incluido el alcalde, que están en ejercicio de sus cargos. “Yo los emplazo a honrar ese compromiso y hacerse cargo de lo que está sucediendo en la ciudad con las podas y talas injustificadas”.

La profesional fue enfática en comentar que “estas podas agresivas y técnicamente inadecuadas atentan contra la salud, estructura y calidad del arbolado, pero también es un atentado a la calidad de vida de la ciudadanía y de su salud. Las olas de calor serán un problema en incremento para la salud pública y se están propiciando islas de calor al eliminar los reguladores térmicos que por excelencia son los árboles. Les solicito que se preocupen de esto. Debemos actuar para adaptar a la ciudad frente al cambio climático y todo lo que se está haciendo va en contra de lo que se necesita”.

“Desde la Red Árbol Urbano les hemos hecho llegar hace más de un año la Ordenanza de Arbolado Urbano e Infraestructura Verde al Municipio, la cual es totalmente gratuita. Es hora que se avance a una normativa integral de la gestión ambiental con visión a largo plazo y se dejen las malas prácticas que no tienen ninguna base técnica que las sustente”, explicó Benavides.

Por último, la ingeniera forestal recalcó que actualmente está en tramitación un proyecto de ley de arbolado urbano e infraestructura verde, y sería adelantarse a lo que a futuro puede disponer el cuerpo legal. “Más allá de plantar árboles, se debe proteger lo que existe. Es imprescindible y no podemos seguir perdiendo la vegetación urbana”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
CiprésLos Ángelestala de árboles

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes