suscríbete al boletín diario

Destacados

Santa Bárbara: Presentan querella por robo de cable del tendido eléctrico en Quilaco

La acción legal se presentó en el Juzgado de Letras y Garantía de Santa Bárbara por los delitos de robo y receptación de cables del tendido eléctrico.


 Por Claudia Robles

12-12-2018_22-19-011__tendido-1024x683

Más de 600 hogares quedaron sin energía eléctrica la noche del pasado 29 de abril, cuando desconocidos manipularon el tendido para robar 3 mil 900 metros de cable de cobre desde instalaciones de distribución, afectando a familias de distintos sectores rurales de la comuna de Quilaco, en la zona cordillerana de la provincia de Biobío.

En este caso, el robo quedó al descubierto en el sector de Cerro El Padre, donde hubo hogares que permanecieron sin energía hasta por 24 horas. Tras el corte de energía, se realizaron maniobras para aislar la zona de falla y minimizar el impacto; ello, junto a los traspasos de carga, permitió recuperar el suministro al 84% de los usuarios afectados. Los trabajos posteriores hicieron posible el retorno de la luz alrededor de las 20:00 horas del viernes 30 de abril.

El hecho afectó a clientes de Frontel, compañía que presentó las acciones legales ante el Juzgado de Letras y Garantía de Santa Bárbara, tribunal del cual depende Quilaco.

En lo que va corrido del año, la distribuidora ha presentado cuatro querellas en la región del Biobío, lo que corresponde al mismo número de robos de que ha sido víctima.

“De enero a la fecha se han sustraído más de 7.950 metros de cable de cobre en cuatro comunas de la región, siendo los sectores rurales los más afectados”, detalló el jefe de Servicio al Cliente de Frontel, Jaime Manríquez.

BANDAS ORGANIZADAS

El actuar, de acuerdo a las características del delito, es planificado y concertado, “lamentablemente, este ilícito afecta de manera directa el bienestar de la comunidad que ve interrumpido el normal funcionamiento del suministro eléctrico que se otorga en la zona. Además, en algunas ocasiones el modus operandi de este delito implica la destrucción de postes, razón por la cual, las labores de reconstrucción de las instalaciones dañadas requieren de un largo y arduo trabajo, lo que significa que los hogares deban permanecer sin energía por extensas jornadas”.

En este sentido, la acción es cometida, muchas veces, por bandas organizadas que se dedican a la reducción de cobre y que operan en zonas altamente rurales, provocando interrupciones considerables en el servicio eléctrico. Las más vulnerables son aquellas familias que, dada su lejanía con los centros urbanos, no cuentan con los medios para dar aviso oportuno a la empresa o a las policías.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
alta tensiónapagonescorteselèctricoFAMILIASQuilacoRoboSanta Bárbarasin luztendido

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes