suscríbete al boletín diario

Destacados

Los orígenes del campus Los Ángeles de la Universidad de Concepción

Fue en abril de 1962 cuando se dio el vamos a las actividades académicas con la formación de la primera generación de docentes. En 1965 partieron las obras del actual recinto que alberga a las diversas carreras.


 Por Juvenal Rivera

22, 2, carrera de Topografía UdeC, década de los 80

En abril de 1962, el país se preparaba para el Campeonato Mundial de Fútbol que se iniciaría el mes siguiente y que coronó a la selección de Brasil, con Edson Arantes do Nacimento “Pelé” a la cabeza.

Sin embargo, en Los Ángeles las preocupaciones no solo eran deportivas. Es que en los primeros días de abril, un grupo de jóvenes se ubicada en una de las salas del internado de Liceo de Hombres, por calle Valdivia, para dar inicio formal al primer curso de estudiantes de la Universidad de Concepción.

Fue más de una treintena de hombres y mujeres que dieron vida al curso normal para la formación de profesores, marcando el punto de partida de sus actividades académicas de esa casa de estudios superiores.

Fue el principio de un proceso fundamental en nuestra capital provincial y toda la zona: contar con una oferta académica de educación superior.

Figura clave para el arribo de la Universidad de Concepción a Los Ángeles fue el diputado de Biobío, Manuel Rioseco Vásquez, quien convenció a las autoridades de esa casa de estudios superiores para contar con una sede en nuestra ciudad. Además, gestionó los recursos en el nivel central que dieran sustento económico a esa iniciativa.

En principio, las clases se tenían que iniciar en 1961 pero trámites de última hora postergaron ese inicio a abril del año siguiente.

Aunque las primeras salas de clases fueron instalaciones cedidas por el Liceo de Hombres cuando se ubicada frente a la Plaza de Armas, al año siguiente se emplearon los salones del segundo piso del Club de la Unión.

Cuando en 1963 se incorporó el curso de topógrafos, se aumentó la matrícula a más de 100 alumnos, lo que hizo imperiosa la necesidad de contar con un recinto propio y más adecuado a los requerimientos educativos.

La solución no tardó en llegar. En 1964, se compró un terreno de 10 mil metros cuadrados que pertenecía al Servicio Nacional de Salud, ubicado en el perímetro comprendido entre las calles Juan Antonio Coloma, José Manso de Velasco, Darío Barrueto y la avenida Ricardo Vicuña.

Las obras partieron en febrero de 1965 y fueron encomendadas al arquitecto Ronald Ramm, quien años antes fue parte del equipo de profesionales que diseñó la Universidad Austral de Valdivia. Ese proyecto fue el que ocasionó que Ramm, uno de los arquitectos más influyentes de Los Ángeles en la segunda mitad del siglo pasado, se decidiera a quedarse en esta ciudad.

En 1966 se dio el vamos al Centro Universitario de Biobío (así fue denominado antes de llamarse campus Los Ángeles o unidad académica) con lo que se tuvieron las condiciones adecuadas para impartir clases a los jóvenes de la zona, que antes debían emigrar a otras ciudades para seguir estudios superiores.

En la actualidad, el campus Los Ángeles tiene una oferta académica de 11 carreras y alrededor de mil 400 estudiantes de pre-grado.

Si bien en las últimas dos décadas ha aumentado de manera considerable la cantidad de centros de educación superior, el primero de todos que comenzó a funcionar en nuestra ciudad fue la Universidad de Concepción.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes