suscríbete al boletín diario

Destacados

Agricultores de la provincia de Biobío inquietos por efectos de las lluvias en cultivos

“De prolongarse demasiados días estas lluvias, podría causar pérdidas en aquellos trigos y avenas aún no cosechadas, ya que al humedecerse excesivamente los granos tienden a germinar”, afirmó José Miguel Stegmeier, presidente de Socabío.


 Por Juvenal Rivera

la-lluvia-y-el-trigo

El sistema frontal que afecta desde las regiones Metropolitana hasta Los Ríos también inquieta a los productores agrícolas de la provincia de Biobío que temen consecuencias negativas por las precipitaciones que se iniciaron en la madrugada del viernes.

Es que las lluvias copiosas y fuertes rachas de viento pueden ocasionar perjuicios mayores en los cultivos de trigo y avena, los cuales están en plena época de cosecha, debido a que pueden causar la germinación del grano en la planta. De ocurrir algo así, la cosecha no se puede comercializar.

Sin embargo, el presidente de la Sociedad Agrícola de Biobío (Socabío), José Miguel Stegmeier, le puso paños fríos a esta situación. “Esperamos que no sean tan dañinas, además de que ya tenemos un importante avance de cosecha”, afirmó el dirigente gremial.

“Efectivamente, de prolongarse demasiados días estas lluvias, podría causar pérdidas en aquellos trigos y avenas aún no cosechadas, ya que al humedecerse excesivamente los granos tienden a germinar. Esperamos que eso no ocurra”, comentó, a raíz de los anuncios que las lluvias se prolongarían para este fin de semana.

Además, argumentó que el sistema frontal “no ha traído fuertes vientos y eso es un factor positivo” para los cultivos tradicionales.

FRUTAS

En el rubro frutícola, principalmente en los berries como arándanos, frutillas y frambuesas, “seguramente se producirán algunas pérdidas por no poder cosechar bajo lluvia y también por caída de frutos”.

Sin embargo, la situación es mucho más compleja para los productores de cerezas que aunque “ya han cosechado en un gran porcentaje, lo que pueda restar sin lugar a dudas sufrirá daños considerables”.

En el caso de los nogales y otros frutales que están en proceso de maduración, Stegmeier advirtió que “deberán tomarse los resguardos para evitar fungosis por la excesiva humedad”. Esto implica el uso de fungicidas, lo que encarece los costos finales de producción.

BENEFICIOS

En el sentido contrario, las lluvias traen consecuencias positivas para “cultivos en crecimiento, como maíz, remolacha, papas, entre otros, además de praderas y las plantaciones forestales”.

El dirigente de la Socabío explicó que esos cultivos “se verán beneficiados por estas precipitaciones que, aunque son fuera de época, sí son positivas para mejorar la disponibilidad de agua en estos casos”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes