suscríbete al boletín diario

Destacados

Emergencia de salud por coronavirus instaura modalidad de teletrabajo en Biobío

La crisis por la propagación del Covid-19 ha obligado a varias empresas e instituciones de la zona a optar por enviar a sus empleados a la casa para que trabajen desde ahí. Recogimos varias experiencias de hombres y mujeres que, desde sus hogares, están aplicando esta modalidad de trabajo.


 Por La Tribuna

102, Claudia Valdés

Antes que empiece con la lectura de esta nota, valga una precisión importante: también fue hecha en la modalidad de teletrabajo. No fue necesario estar de manera presencial con los entrevistados para consultarles sobre cómo estaban cumpliendo sus obligaciones laborales desde sus hogares.

Es más, se usó la red social Facebook para buscar los casos a fin de hablar con varios de ellos, a través de Messenger.

Y aunque buena parte de los trabajadores, dada la naturaleza de su función, no puede hacerlo, otros sí han tenido esa alternativa.

Carola Opazo, periodista:

“Soy encargada de comunicaciones de un proyecto FIC que se ganó la Universidad Andrés Bello y que está orientado a fortalecer la competitividad de la agroindustria de la región y principalmente de la provincia de Biobío. La iniciativa se llama Agroceler. Durante marzo estaban proyectadas varias actividades. El 23 de marzo tenía previsto un seminario en Los Ángeles con invitados internacionales y tuvimos que modificarlo a versión online”.

“Hacemos reuniones de equipo a través de Hangouts de Gmail y estamos conectados al correo electrónico y al grupo de Whatsapp. Las reuniones que teníamos previstas, tanto del sector público como privado, han sido también a través de Hangouts o Skype.

“Lo que más cuesta de trabajar desde la casa, es poder ordenar el tiempo de trabajo. Muchas veces nos podemos a realizar cosas como dueña de casa: el almuerzo, ordenar, limpiar. La casa, los hijos y todo eso.

“Si bien fue así entre lunes y martes, ahora haciendo un horario para poder avanzar en el trabajo, sin dejar de lado a mis hijos y la casa. Tengo dos hijos, de 14 y 11. La verdad que eso también ha sido una ventaja, porque son más independientes. De hecho ayer, ellos hicieron el almuerzo”.

“Busqué en internet consejos para realizar un teletrabajo más exitoso. Hay que actuar como si fueras a trabajar a la oficina física. Levantarse a la misma hora y vestirse como si fuera a ir y al momento de conectarse, tratar que sea en un lugar tranquilo y sin distracciones. Es decir, hacerse una rutina de trabajo, con horarios y todo eso. Al menos yo lo estoy haciendo y ha funcionado. Obviamente debe ser flexible”.

“¿Cuesta? Sí, porque cuando vas a tu trabajo, te desconectas en un grado de lo que pasa en tu casa. Cuando estás en ella, cuesta desconectarse pero creo que con los días se irá haciendo más fácil. Igual conversé con mis hijos y les expliqué que debo trabajar desde acá y que necesito de su colaboración”.

“Otra de las recomendaciones es no conectarse desde la cama o acostado. No tengo notebook, así que obligada a sentarme en el escritorio y eso también ayuda”.

“Creo que disciplina en esto es fundamental.  Y eso es lo que más cuesta: ser disciplinado”.

Claudia Valdés (profesora y estudiante de psicología)

“He estado trabajando desde acá y estudiando. Todo es vía remota. Ocupamos Google Hangouts y Teams. Súper bueno ambos”.

“Trabajo en un colegio, entonces – básicamente – los primeros días hemos trabajado en cuanto a informar a nuestros profesores y comunidad sobre cuáles serán las medidas a implementar, a explicarles a los profesores sobre las plataformas. Los jefes académicos, a su vez, se han reunido también para revisar redes e implementar plataforma para que los profesores puedan subir ahí sus clases”.

“Todos trabajamos, unos bajan las listas, otros las redes, se arman y se envían las claves para trabajar, para dudas cortas lo más fácil ha sido el whatsapp, además todos se informan.

Cada día a una hora determinada se hace reunión, hoy por ejemplo tenemos una a las 12 horas virtualmente. Está súper ordenado”.

“La principal dificultad es que los padres quieren toda la información de inmediato y aunque existe la posibilidad habilitar plataforma, para un colegio de 1600 alumnos es complejo y requiere días. También se han enviado algunos trabajos e indicaciones”.

“Como estudiante de psicología, seguimos las clases a la misma hora de las clases presenciales, la clase se da normal y se interactúa con preguntas y demases. Las lecturas se hacen personales y se desarrollan trabajos con lo expuesto”.

“Mis dos hijas están guardadas, una de ellas tiene asma crónica y ha estado dos veces hospitalizada por lo que me he dedicado a pedirle  a todos mis cercanos y no tan cercanos a tomar conciencia. El pololo fuera de casa, aun con pataleta incluida. Me tocó hablar con él también sobre el riesgo y lo entendió bien”.

“Mi mamá tiene 73 años y es parte del grupo de riesgo. Ella está en Los Angeles con mi papá y un hermano discapacitado. ¿Qué hicimos? Restringimos visitas”.

Héctor Gatica, desarrollador de software.

“Trabajo en una consultora de software que trabaja para el Ministerio de Justicia. Ayer (el martes) ya se les dio la orden de irse de la oficina en la Dirección Nacional (trabajo para SENAME) y realizar teletrabajo”.

“Nuestro equipo ve la plataforma de datos de Sename por lo que en realidad, todo lo que sea datos y plataforma, lo podemos ver sin problemas desde casa. No necesitamos acceso presencial más que para reuniones”.

“El tema del teletrabajo cuesta implementarlo (en los casos donde se puede) por temas de confianza mayormente. Se teme que el trabajador no trabaje.

Es más aceptado cuando hay objetivos específicos o se trabaja en base a metas. En nuestro caso, a veces nos solicitan el desarrollo de “X” módulo para tratar información de niños y se compromete a una semana. Es un objetivo que hay que cumplir. Es más acotado y medible.

Luis Soto

Soy funcionario público de la Gobernación en el programa “Abriendo caminos”. Trabajamos con usuarios familias y niños.  Nos mandaron para la casa y nos ordenaron hacer un seguimiento a las familias vía telefónica. Nos organizamos con nuestra coordinadora vía Whatsapp. Lo que corresponde a mi trabajo es hacer un seguimiento a las familias y coeducar con respecto al coronavirus y orientar con respecto a las vacunas. Además, en la entrega de alimentación en los colegios

Por orden del seremi, se cancelaron los trabajos en terreno porque mi trabajo consiste en ir a ver a las familias a sus casas y los niños a los colegios.

En caso de haber alguna intervención en crisis, se hará visita a la familia.

Estoy en la casa con mi papá que tiene cáncer y su pareja adulto mayor. Evito salir de la casa porque mi papá está muy complicado. Igual es del grupo de riesgo. También debo vacunarme contra la influenza porque soy asmático crónico.

Consuelo Fernández, periodista

Es un desafío pero gracias a las tecnologías hemos podido llevar a cabo las tareas. Las dificultades del proceso es cuando tienes hijos, lograr compatibilizar la atención que ellos quieren de ti con el trabajo.

Como la mamá está en la casa todo el día, ellos creen que estás disponible para jugar, leer y estar con ellos. Ya había tenido esta modalidad y en algo estaba acostumbraba mi hija, pero, en ocasiones, aparece tras la cámara cuando estamos en reuniones.

En general, para mí, no ha sido tan difícil. Pero para otros ha sido más complicado por ese tema.

Hay personas que no tienen apoyo, entonces, además de la pega, es hacer aseo, almuerzo, labores de casa, que se suman a cumplir con la rutina diaria.

Luis Opazo, periodista

“Me traje los discos duros y estoy usando internet para enviar mi trabajo o subirlo a las redes sociales del municipio de Cabrero. Me enviaron para la casa por tener más de 60 años, por ser paciente crónico asmático y por usar medios de transporte buses para trasladarme de Los Angeles a Cabrero. Tres razones para que no vaya a trabajar, por lo menos, hasta el 30 de marzo. Envío mi trabajo por internet con copias a quienes me supervisan”.

“Con el otro colega periodista tenemos separado el trabajo. Él es de terreno y yo más de oficina. Yo preparo minutas, libretos  y la revista municipal. Además estamos preparando el libro de la Cuenta Pública 2019 que recoge información del año pasado. Por eso me traje el disco duro de fotos y textos del año pasado”.

“Mi mamá está sola. Tiene 92 años y no ha salido. Solo mi hermano la visita. Para no contagiarnos no va nadie más. Yo no iré… el viaje en bus y taxibús es complicado pero hablo con ella todos los días”.

Anita Ruiz

“Presto servicios a una institución de educación superior y, en mi caso, estamos haciendo clases vía telepresencia. Estamos en periodo de adaptación para los estudiantes haciéndoles saber que estamos en una etapa de emergencia y no es una extensión de vacaciones, empatizando con cada uno de ellos y adaptándonos a sus problemáticas, por ejemplo,  los que viven en zonas rurales y tienen mala señal de internet”.

“Trabajamos por la plataforma institucional y apoyo por grupos de whatsapp. La mayor problemática es estar con ellos y nuestros niños al mismo tiempo ya que ellos también están sin clases.  En mi caso tengo dos hijos de 9 y 4 años, les programo NetFlix y les dejo colaciones listas. No hay otra forma, mi esposo llega cuando mi horario de trabajo ya ha terminado”.

Alejandra Montenegro

“La verdad es que para mí no es un problema ya que vivo con una amiga y las dos estamos trabajando a distancia. Lo que más me afecta es no la cancelación de shows masivos y la incertidumbre laboral de mi rubro. No tenemos certeza de cuándo volverá a la normalidad. Para los trabajadores de las artes está muy complicado ya que esta pandemia hace notar la precariedad laboral con la que muchos viven. Afortunadamente no es mi caso pero afecta no sólo a los artistas sino que también a técnicos, managers, productores, etc”.

Lorena Pérez

“Buena experiencia, afortunadamente tenemos equipo portátil y la internet necesaria. La mayor parte de la empresa está en teletrabajo y respondiendo bien. Usamos la aplicación Teams para reuniones. No nos controlan, porque existe un compromiso y la responsabilidad de cada uno

Whatsapp sirve mucho también. Los primeros en irse a casa fueron los colegas vulnerables por edad o salud. Pero ya actualmente casi todos estamos desde casa”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes