sábado 28 de marzo, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Destacados

Paso Pichachén: gobernador apuesta a convertirlo en el más importante del sur

Con la inversión en el complejo fronterizo por más de 8 mil millones de pesos que se comenzaría a levantar a fines de año y los estudios de ingeniería para el diseño del camino, que culminarían en 2021, la autoridad provincial espera apurar el asfaltado de la vía hasta el mismo hito fronterizo.


 Por Juvenal Rivera

WhatsApp Image 2020-03-03 at 13.29.33

Desde que fue abierto de manera temporal en los primeros días de enero de 1998, el paso Pichachén – situado al interior de la comuna de Antuco – dio el primer paso para ser la alternativa de integración de la Región del Biobío con Argentina, específicamente con la provincia de Neuquén.

Fue el resultado de los acercamientos informales iniciados a mediados de la década anterior (1985) y que se acentuaron a principios de los ’90 cuando autoridades locales y políticos, como el ex senador Mariano Ruiz-Esquide, se la jugaron por esa opción.

En noviembre de 1997, en el marco de un encuentro de autoridades las regiones y provincias de la zona sur de Chile y Argentina, el paso se abrió por unos días para recibir a parte de las delegaciones trasandinas. Fue la antesala para la apertura temporal en la época estival que se inició en aquel día de enero der 1998, un hito en materia de comunicación e integración binacional.

En esos años, el camino al hito limítrofe era apenas una huella entre las faldas del volcán Antuco y la laguna del Laja, que obligaba a vadear algunos cursos de agua e internarse en las altas cumbres, en una ruta marcada por las consecuencias de las erupciones volcánicas, hasta llegar a la frontera.

Desde ese primer gran paso, sin embargo, la consolidación del paso Pichachén no ha sido nada de fácil. Al principio fue una aventura emprendida por el ahora ex alcalde antucano, Claudio Solar, quien pugnaba en todos lados donde quisieran escucharlo, por recursos para mejorar los atraviesos, construir puentes y mejorar el complejo fronterizo que, en ese tiempo, eran unos inhóspitos containers.

Su porfía permitió que se comprara un terreno de cuatro hectáreas a Calixto Pinochet para el puesto de control fronterizo y se construyeran puentes nuevos en los dos ríos mayores que se encuentran en el camino: Los Pinos y Petronquines.

Aunque desde principios de la década pasada, el paso Pichachén fue priorizado por los Estados de Chile y Argentina, los avances en esa línea eran más bien modestos hasta el momento.

Sin embargo, los anuncios del gobernador de Biobío, Ignacio Fica, sobre los proyectos de infraestructura asociados a millonarias inversiones en  Pichachén, son auspiciosos y permiten vislumbrar su consolidación definitiva, es decir, su apertura los 365 días del año con una vía asfaltada hasta la misma frontera.

“Queremos transformar el paso Pichachén en el complejo fronterizo más importante del sur del país. No es un sueño tan lejano ni tan distante”, declaró la autoridad provincial.

La idea es que al 2025, Pichachén ya tenga el complejo fronterizo.

COMPLEJO FRONTERIZO

Uno de los hitos de esta nueva etapa son los 8 mil millones de pesos para la construcción de la primera etapa del complejo fronterizo, que se levantará en el terreno adquirido hacia el año 2006 en las cercanías de Pichachén.

Según la autoridad provincial, una vez resueltos asuntos administrativos, se hará el llamado a licitación. Las expectativas apuntan a que las obras debieran iniciarse a fines de este año. “Esperamos este año 2020 tener avances importantes para que el proceso licitario termine este año y ya poder comenzar con la obra en ese complejo”, precisó Fica.

Se prevé que debido a la zona de los trabajos (la nieve impide trabajar en el invierno), la habilitación de las instalaciones tarde dos años.

CAMINO

En lo que respecta al camino, se cuenta con un presupuesto de mil 500 millones de pesos para el diseño de la ruta que se inicia en la localidad de Abanico y culmina en hito limítrofe, en un tramo de 56 kilómetros de camino asfaltado.

De momento, hay una empresa a cargo de esa labor, cuyo informe definitivo debiera entregarse a mediados del próximo año. Una de sus principales conclusiones será establecer el monto del proyecto de pavimentación de esa vía aunque se estima, de manera preliminar, que podría superar los 250 millones de dólares.

Otro punto importante es que las faenas deberán tomar en cuenta que atraviesa por buena parte del Parque nacional laguna del Laja, zona con resguardos especiales en materia de protección de la flora y fauna y que, además, es considerada reserva mundial de la biósfera.

“El estudio se va a tomar su tiempo pero es muy importante porque, teniendo el complejo fronterizo, la obligación de pavimentar es absoluta. Así es posible acelerar el proceso de la ejecución vial”, acotó Ignacio Fica.

CONECTIVIDAD

Por otro lado, Ignacio Fica planteó la importancia de la conectividad que tendrá el paso Pichachén con las rutas de la región del Biobío e, incluso, el norte de la provincia de Malleco.

Citó obras ya construidas como la Ruta de la Madera (Nacimiento- Concepción por Santa Juana) y la Ruta Cabrero-Concepción, a lo que se sumará la futura autopista Los Ángeles-Angol por Coigüe. “Es sumamente importante la conectividad y el paso Pichachén va en esa línea”, sostuvo o la autoridad provincial.

En las autoridades trasandinas también existe un interés similar, en cuanto les abre la puerta para usar puertos de la región del Biobío para tener acceso a los mercados del Océano Pacífico, como China y Japón. Dicho interés se redobló después que se echara a andar el proyecto gasífero y petrolero de Vaca Muerta, en el norte de Neuquén, que considera inversiones por 30 mil millones de dólares para aprovechar su potencial, y que también prevé exportar su producción por puertos nacionales.

Esa misma posibilidad de tránsito de cargas desde y hacia los puertos del Biobío entusiasma a los transportistas de la región del Biobío porque permitiría que productos agrícolas que hoy prefieren otros puertos de Argentina o de la zona central del país, lleguen al Gran Concepción. Así lo expresó Pedro Ortiz, dirigente de la Asociación Gremial de Empresarios del Transporte de Carga de la zona, en declaraciones al sitio web portalportuario.cl.

“Hay fruta principalmente. También hay algunas cargas de importación que van a Zapala y que son algunos áridos, caliza, que se ocupan en la extracción petrolífera. También está la alternativa de sacar carga un poco más al norte de Argentina, del área agropecuaria, que también podrían salir por este paso. O sea, se acorta un tramo importante de ruta, de unos 120 kilómetros más o menos”, destacó Ortiz.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
Newsletter

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes