domingo 29 de marzo, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Destacados

Los tres dañados edificios que nos recuerdan el 27-F

Se trata de recintos diseminados por distintos puntos de Los Ángeles en que, pese a los perjuicios sufridos en sus estructuras, aún se mantienen en pie a la espera de recursos para su reparación y/o restauración.


 Por Juvenal Rivera

12.1, cárcel de Los Angeles

Aunque ya han pasado 10 años de ocurrido el terremoto, hay lugares en la ciudad de Los Angeles que nos recuerdan el daño ocasionado por ese evento de la naturaleza.

Se trata de los edificios diseminados por distintos puntos de la trama urbana que, pese a los perjuicios sufridos en sus estructuras, aún se mantienen en pie, a la espera del esquivo financiamiento que permita su reparación o restauración.

Recordemos que el cataclismo causó que varios recintos patrimoniales debieran ser demolidos, como el hotel Mazzola (por calle Lautaro) y la casa Ciappa, los cuales fueron construidos a principios del siglo XX. Otros salvaron a duras penas, como el hotel Mariscal Alcázar, que estuvo ad portas de ser demolido aunque estudios técnicos posteriores, le dieron continuidad a la céntrica edificación.

De los que se mantienen en pie, uno de los más llamativos es el edificio de la cárcel y tribunales que está situado en la avenida Vicuña Mackenna con calle Manuel Rodríguez, en el área sur de la ciudad.

El recinto de tres pisos, construido en 1969, sufrió severos daños por el terremoto de hace una década, obligando a reubicar a la población penal en otros centros penitenciarios de la provincia (Yumbel y Mulchén) y la región (Concepción).

Aunque en los primeros años se planteó la alternativa de usarse como centro geriátrico, esa opción se desechó y ahora está en manos del Ministerio de Bienes Nacionales que aún no define su destino final.

Por otro lado, pese a las gestiones para comprar un terreno donde emplazar una nueva cárcel en las cercanías de Cabrero, las tratativas fracasaron por la oposición de las comunidades cercanas.

En consecuencia, el recinto de la cárcel en la avenida Vicuña Mackenna sigue sin un destino determinado, aunque en uno de sus costados funcione el anexo femenino para las mujeres infractoras de ley.

SEGURO VIEJO

En pleno centro de la ciudad, en la esquina de la avenida Ricardo Vicuña con calle Colón, a una cuadra de la Plaza de Armas, está el edificio abandonado el edificio donde hasta el 2010 funcionó el Instituto de Previsión Social (IPS).

La construcción fue levantada en 1940 como respuesta al terremoto del año anterior. Por varias décadas, ahí funcionaron las instalaciones del Servicio de Seguro Social (conocido popularmente como Seguro Viejo).

Todo el mobiliario del recinto fue sacado días después del terremoto, por lo que ahora sus dependencias lucen en completo abandono. Sin embargo, se desconoce de proyectos del IPS para repararlo y volverlo a utilizar.

CASA DE CULTURA

La Casa de la Cultura – o Teatro Municipal, como es su nombre original – fue otra de las edificaciones que resultó seriamente herida por el terremoto de 2010.

En principio, se llegó a plantear que este recinto, que data de la década del 30, debía ser demolido debido a la gravedad de los daños. Afortunadamente, esa apreciación cambió y la municipalidad postuló un proyecto a la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere) que implicaba modificar la edificación original.

Sin embargo, fue mayor la presión de las organizaciones sociales y culturales, que abogaban por su restauración en las mismas condiciones.

Hasta la fecha, se espera una línea de financiamiento público que permita devolverle su esplendor de décadas pasadas cuando era uno de las principales salas de presentaciones de licenciaturas, eventos y espectáculos de la capital provincial.

CAPILLA DEL HOSPITAL

La capilla del hospital es uno de los dos edificios en Los Ángeles que tiene la categoría de monumento histórico nacional (el otro es el fuerte de San Carlos de Purén).

La estructura data de principios del siglo pasado y aunque las obras del nuevo hospital la confinaron a un patio interior, es un recinto de alto significado religioso.

Como consecuencia del movimiento telúrico, resultó severamente dañado tanto en su estructura general como en el interior, con sus añosas imágenes religiosas.

Aunque se han hecho campañas públicas para su reparación, tampoco se ha contado con una línea de financiamiento estatal que haga posible su reposición completa.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
Newsletter

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes