suscríbete al boletín diario

Destacados

Con votos de la UDI y RN, el Senado rechazó consagrar el agua como bien de uso público

El Senado de la República ha dejado la decisión en manos de todos los chilenos cuando comience el proceso constituyente.


 Por La Tribuna

saltos

En paralelo, el ministro de Obras Públicas propuso a la Cámara de Diputados un millonario plan en infraestructura para resguardar el recurso en tiempos de escasez.

Fueron 24 votos a favor y doce en contra los que determinaron el rechazo a la idea de legislar sobre el dominio o propiedad de las aguas.
Basados en la legislación que determina que reformas de este tipo debe ser aprobadas por dos tercios de los senadores, ya era conocido que la oposición no tenía los votos para lograr su aprobación, pero había que discutir y votar.

Por lo mismo, la sesión del Senado que votó la idea de legislar era, prácticamente como decimos los chilenos, “un saludo a la bandera”.

En este sentido, el senador Alejandro Navarro, que hoy extiende su mandato costero a toda la Región del Biobío detalló que: “estamos en una discusión que tiene una paradoja, todos sabemos que este proyecto de ley va a perder, todos sabemos que no tenemos los 29 votos para los dos tercios, entonces el debate son ¡los dos tercios!”.

Agregó, pidiendo a sus colegas no hacer “un tongo de esto, no hagamos un mero ejercicio cierto y real sobre que el agua va a volver a manos del Estado y el Estado entonces podrá realizar obras y habremos dado satisfacción a una demanda del 90 por ciento de los chilenos”.

Ahora bien, lo que ha hecho el Congreso es dejar la decisión en manos del Proceso Constituyente, es decir la propiedad de las aguas en nuestro país deberá ser decidida por todos los chilenos.

LOS SENADORES Y EL RECHAZO

El proyecto que debía votar el Senado era la recopilación de mociones presentadas por 18 senadores en ejercicio y otros que ya no lo están y, pese a la derrota, algunos congresistas ya anunciaron que repondrán una nueva idea en medio del debate anterior al plebiscito del 26 de abril.

El discurso de los 24 senadores que votaron a favor de que el agua sea un bien natural de uso público se fundamentó en la necesidad de garantizar la propiedad estatal del recurso en la Constitución Política del Estado, la misma que puede ser cambiada o modificada, según se defina en abril.

El sitio oficial del Senado, analiza el discurso de quienes votaron a favor y señala que: “la norma pretende regular el agua y no quitar los derechos entregados a perpetuidad”.

Pero agrega que “aquellos que las tienen en sus manos (las aguas) han actuado con fines economicistas que han perjudicado el acceso al agua, mencionando los especuladores”.

Lo que fue ratificado por Navarro: “Hoy día el agua es privada, se lucra con el agua, se utiliza el agua y en definitiva se enriquecen quienes la obtuvieron de manera gratuita, para siempre, para toda la vida”.

La discusión también “tuvo como trasfondo el debate por una nueva Constitución, donde se pretende redactar una serie de principios y derechos sobre una hoja en blanco. Así se mencionó que el consagrar el agua como bien nacional de uso público en la Carta Fundamental, se realizará de todas formas en los próximos meses”, indica el portal del Senado.

Desde el punto de vista de los senadores de la UDI y Renovación Nacional que rechazaron el proyecto, estos expusieron que el Estado siempre ha tenido la facultad para expropiar el recurso, resaltando como idea fuerza, que el agua si es un bien nacional de uso público y que el consumo humano siempre ha estado garantizado.

“Qué le impide al Estado de Chile llevar adelante una política acuífera, qué le impide al Estado de Chile, manejar por ejemplo, las aguas del lago Laja, cuando el Estado de Chile tiene más del 50 por ciento de los derechos de ese gran embalse”, aclaró en medio del debate el senador elegido por los biobenses que hoy representa a la Región de Ñuble, Víctor Pérez Varela.

COMISIÓN ESPECIAL INVESTIGADORA DE LA MEGA SEQUÍA

Mientras las redes sociales arden por el rechazo de la UDI y RN al proyecto que entrega la propiedad del agua a todos los chilenos, la Comisión Especial Investigadora encargada de fiscalizar a los organismos públicos competentes en materia de gestión de recursos hídricos, en relación a medidas adoptadas para dar respuesta a la mega sequía y para la adaptación al cambio climático, recibía al ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno.

El jefe sectorial, que la semana pasada presentó la campaña comunicacional para sensibilizar a la población sobre los problemas del agua “Chile se está secando” presentó a los diputados un completo informe sobre la necesidad de invertir en infraestructura como uno de los caminos para garantizar el cuidado del agua en un futuro que se augura como negativo en la materia.

“Todos los pronósticos demuestran que hacia adelante vamos a tener mayor escasez, mayores temperaturas en una zona muy amplía del país. Por lo tanto, tenemos que hacer las obras necesarias para vivir con menos agua, para buscar agua en donde antes no buscábamos como la desalinización, pozos más profundos, reutilizar y cuidar el agua, hacer embalses, almacenar el agua, que no se pierda”, dijo Moreno en su intervención ante los diputados.

El titular del MOP, agregó que “se trata de obras muy grandes que toman muchos años. “Por lo tanto, hay que hacerlas con grandes acuerdos. Esto no puede ser una cosa en que un gobierno va hacia un lado y el que sigue va hacia otro. Aquí tenemos que caminar hacia el mismo costado y, de esa manera, estas grandes obras se puedan desarrollar”.

La presentación de Moreno también estableció la utilización de tecnologías para controlar el uso del recurso y para descubrir quienes intenten robarlo.
Según el secretario de Estado, una nueva ley permitiría medir e informar a las autoridades los consumos que se realicen explotando el agua no visible, permitiendo con ello, multar fuertemente a quienes sean descubiertos en algún ilícito.

Para ellos, herramientas como los drones y las imágenes satelitales serían fundamentales para detectar delitos y para comparar derechos de agua con el uso.

Sobre la infraestructura, el debate en el Senado llevó a Pérez Varela a argumentar que “aquí lo que hay que hacer verdaderamente es pasar a la acción de la inversión en infraestructura, porque así lo han resuelto los países”.

En esta lógica, Alfredo Moreno detalló según consigna la página del Senado el plan en infraestructura que propone La Moneda.

“En materias de inversión, que en términos de infraestructura contempla la construcción de 26 embalses y obras de riego para el agua potable rural (APR), con 50 mil arranques y cerca de 400 sistemas mejorados y una inversión de 276 millones de dólares”, reseña el portal de la Cámara Alta.

La instancia se volverá a reunir el próximo 13 de enero. En la oportunidad, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno comenzará a responder las preguntas de los diputados. Una vez que finalice, será el tiempo de las exposiciones de los expertos.

La denominada Comisión Investigadora de la Mega Sequía debe cerrar su trabajo, siempre y cuando no pida prórroga, en dos meses más, el 3 de marzo.

RECHAZARON EL PROYECTO

Iván Moreira (UDI)
David Sandoval (UDI)
Jacqueline Van Rysselberghe (UDI)
Carmen Gloria Aravena (Independiente, EVOPOLI hasta 2019)
Juan Castro (RN)
Juan Antonio Coloma (UDI)
José Miguel Durán (UDI)
Luz Eliana Ebensperger (UDI)
Alejandro García Huidobro (UDI)
José García (RN)
Manuel José Ossandón (RN)
Víctor Pérez (UDI)

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Senadosequia

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes