suscríbete al boletín diario

Destacados

Cámara rechazó paridad de género y presencia de pueblos originarios en proceso constituyente

Con 127 votos a favor, 18 en contra y 5 abstenciones, los representantes distritales enviaron el proyecto de reforma constitucional al Senado.


 Por La Tribuna

Paridad de género
Foto: René Lescornez

Una vez más y tras la votación, el diputado Cristóbal Urruticoechea cuestionó la idea de un proceso constituyente, defendiendo la actual Carta Fundamental.

Cuando se cumplieron dos meses desde el estallido social en Chile, la Cámara de Diputados sometió a votación el Proyecto de Ley que Reforma la actual Constitución Política del Estado, permitiendo así, un nuevo proceso constituyente que se realizará el próximo 26 de abril de 2020.

Sin embargo y pese al proyecto enviado desde la Comisión de Constitución, la sala decidió no incluir en este plebiscito las indicaciones que buscaban la paridad de género, la presencia de los pueblos originarios y de los independientes.

EL DEBATE EN SALA

Eran las 09:30 de la mañana cuando la Cámara de Diputados comenzó a legislar en torno a la reforma constitucional y un nuevo proceso constituyente.

Tras un extenso debate, que fue interrumpido por agrupaciones feministas, lo que obligó de detener parte de la discusión, los diputados enviaron el proyecto al Senado.

Así pasadas las 17 horas los diputados se inclinaron por una votación a favor de la reforma, pero dejando fuera los artículos transitorios que hablaban de la paridad de género, de la presencia de los pueblos originarios y la de los independientes.

De esta forma, la base del proyecto se fundamentó “en un amplio consenso legislativo previo que tuvo su sustento en el Acuerdo por la Paz Social y Nueva Constitución, firmado por gran parte de las colectividades políticas el pasado 15 de noviembre. Fue este acuerdo el que estableció la conformación de una comisión técnica que entregó un texto que luego fue abordado en la Comisión de Constitución”, indica el sitio de la Cámara de Diputados.

LOS VOTOS

La idea de legislar la reforma al Capítulo 15 de la actual Constitución fue ratificada por 127 votos a favor, 18 en contra y 5 abstenciones, por lo que el proyecto pasó, ahora, al Senado de la República.

En cuanto a las normas transitorias, que buscaban igualdad y presencia de grupos que se han sentido excluidos, estas no alcanzaron el mínimo exigido por la ley, por lo que fueron rechazadas por 80 votos contra 62 y 7 abstenciones.

Si la reforma continúa avanzando, esta definirá que “la Convención Mixta Constitucional estará integrada por 172 miembros, de los cuales 86 corresponderán a ciudadanos electos y 86 a parlamentarios; mientras que la Convención Constitucional se integrará por 155 ciudadanos electos para este efecto. Además, se dispone la forma de elección de cada convencional constituyente, inhabilidades para estos y la forma en que se deberá llevar a cabo el Plebiscito Constitucional, donde destaca su carácter de sufragio obligatorio, salvo especiales situaciones”, se detalla en la información oficial entregada por la Cámara de Diputados.

LAS PALABRAS DE URRUTICOECHEA

Uno de los diputados que se ha manifestado en contra de un proceso que permita crear una Constitución a partir de una hoja en blanco, es el representante del distrito 21, Cristóbal Urruticoechea.

En este sentido, el legislador de Renovación Nacional dijo que “mi voto de ratificación al acuerdo adoptado el 15 de noviembre es para ayudar a sanear su efecto de origen que lo debilita: haber tomado un acuerdo bajo la amenaza del uso de la fuerza. No todos sus alcances son evidentes ni previsibles, pero estoy convencido que la ratificación en el Parlamento por parte de personas elegidas ayudará de alguna forma a sanear su defecto que lo origina”.

Pese a que la reforma sigue avanzado, el parlamentario reiteró que está “en completo desacuerdo con una nueva Constitución. Estoy convencido que este órgano rector, que logró posicionarnos primero frente a nuestros pares, logró tener un tratado de libre comercio con más de 60 países.
Estamos hablando de más del 60% de la población, no requiere ser desechado, sí reformado y estoy dispuesto a asumir como diputado de la República esta responsabilidad que es constitucional, donde tengamos claros algunos puntos: darle más poder a las regiones, más participación ciudadana, pleno reconocimiento a los pueblos indígenas, un Estado y una sociedad civil al servicio de la nación, un país que asegure la integración y la dignidad, con reformas al Tribunal Constitucional, Ministerio Público y Poder Judicial, entre otros puntos”.

El congresista también apuntó sus dardos a la oposición al recordar que la Constitución vigente también fue aprobada por los gobiernos concertacionistas.

“Esta Constitución, la que tenemos hoy y que está firmada por el ex Presidente Ricardo Lagos, ha tenido más de 30 modificaciones, y en estas se han modificado más de 100 artículos. No es un problema constitucional que por ejemplo la educación y la salud estén en pleno cuestionamiento. El Estado tiene deudas administrativas y esto no es un problema de la Constitución”, resaltó Urruticoechea.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Cristóbal Urruticoecheareforma constitucional

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes