martes 18 de febrero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Destacados

Diputados oficialistas se dividen ante proyecto de reforma constitucional para votar por una nueva Carta Magna

Pasadas las 23 horas del lunes, la Comisión de Constitución Legislación y Justicia despachó a la sala la propuesta que busca un plebiscito para cambiar la Carta Fundamental.


 Por Benjamín Ahumada

Comisión Constitución.
Fotos: Johanna Zárate P.

En paralelo y mientras Cristóbal Urruticoechea y sus colegas de Renovación Nacional buscan que eso no ocurra, el diputado de la UDI Iván Norambuena dijo estar abierto al debate legislativo.

Habían pasado 28 días desde el estallido social en Chile. Un par de días antes, los alcaldes del país habían decidido realizar una consulta ciudadana, mientras la clase política y gobernante seguía golpeada al ver a los chilenos en la calle reclamando por dignidad y contra los abusos. Así, en una maratónica jornada, el Congreso firmaba el “Acuerdo por la paz”.

Antes de eso, el trabajo del senador Felipe Harboe había logrado alinear a toda la oposición para firmar el documento, lo mismo había hecho el presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes.

Ese “Acuerdo por la paz” propuso el plebiscito de abril de 2020 y además las preguntas sobre si los chilenos queremos o no una nueva Constitución Política del Estado.

También comenzó a guiar el camino para buscar una fórmula, pues había conciencia en el Parlamento que ese era el deseo de La Nación.

Hoy no existe la misma unanimidad y ya han surgido voces desde todo el espectro político que quieren algo más, como por ejemplo parlamentarios de Renovación Nacional, como Cristóbal Urruticoechea, pues fue su presidente el que pasó a la historia con su gestión.

PLEBISCITO, CONSTITUCIÓN

Hoy se cumplen dos meses desde que la crisis estalló y los chilenos ya consiguieron la posibilidad de decidir democráticamente si quieren o no una nueva Constitución.

También consiguieron que la clase gobernante decidiera preguntar a la Nación el camino para ella, en el caso de ganar la aprobación y partir de cero.

En concreto, la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia propone a la Sala un plebiscito para el 26 de abril con la pregunta: ¿Quiere usted una nueva Constitución?. Las respuestas a esa interrogante serán: “Apruebo” o “Rechazo”.

Si gana la opción “Apruebo” viene la segunda consulta” sobre qué órgano debería redactarla, si una Convención Mixta Constitucional (integrada en parte iguales por miembros elegidos popularmente y parlamentarios o parlamentarias en ejercicio) o una Convención Constitucional (integrada exclusivamente por miembros elegidos popularmente)”, indica el sitio web de la Cámara de Diputados.

PARIDAD DE GÉNERO Y PUEBLOS ORIGINARIOS

El Proyecto de Ley que emanó de la Comisión de Constitución Legislación y Justicia incluye también la participación de representantes de los pueblos originarios en el caso de iniciar un proceso constituyente en cualquiera de las dos alternativas.

En cuanto a la paridad de género, fueron los diputados de oposición, respaldados por algunos oficialistas los que propusieron un artículo transitorio que establece el principio de paridad de género.

El principio no sólo apunta a los componentes de la Convención que se elija, sino también a los candidatos y candidatas que quieran ser parte de ella.

IVÁN NORAMBUENA
El diputado de la UDI habló del tema constitucional como una de las peticiones más importantes de los chilenos, pero advirtió, eso sí, que antes de ella hay varias otras, cuestionando de paso el proceso de Consulta Ciudadana, encabezada por la Asociación Chilena de Municipalidades.

“A mí me llama la atención, según las cifras que se han dado, un poco más de 500 mil personas habrían actuado en votación presencial y hay muchas dudas respecto a lo que se hizo por otras vías y por otros lados las encuestas, también las encuestas y los pronunciamientos con respecto a que es lo más importante que la ciudadanía requiere hoy día y, necesariamente, hay otros temas que la gente está reclamando antes que la nueva Constitución, siendo este uno de los temas, pero en prioridades hay 5 o 6 temas antes que este”.

A juicio del gremialista es positivo lograr una metodología de trabajo que incluya el sentir de los chilenos.

Respecto de la paridad en el género y la participación de los pueblos originarios, Norambuena calificó la idea como buena, pero advirtió su temor, pues “surge la duda de que hay peticiones de agrupaciones que también quieren estar presentes y cómo se les va a dar espacio a todos y ahí es la duda, pues me refiero por ejemplo a los adultos mayores, que también quieren estar presentes”.

CRISTÓBAL URRUTICOECEHA

El diputado de Renovación Nacional ha sido claro, no quiere el proceso de un plebiscito. Para él implica un gasto innecesario para las arcas fiscales y una pérdida de tiempo innecesaria.

“Reafirmo mi compromiso por mantener nuestra actual Carta Magna aunque bajo la posibilidad de someterlas a las reformas que sean necesarias. El cambio que proponemos podría dar mayor participación a la ciudadanía; más poder a las regiones; pleno reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas; un Estado y una sociedad civil al servicio de las personas; un Chile que asegure integración y dignidad y reformas al Tribunal Constitucional, Ministerio Público y Poder Judicial”, dijo el parlamentario.

Además, dijo no ser partidario de la paridad de género, basado en el principio de a libertada de competencia , “en cuanto a los escaños reservados para mujeres, no creo que sea necesario, ya que estaríamos limitando la igualdad de condiciones de competir y más bien sería una imposición a la ciudadanía. Sin embargo, con correcciones a la actual Constitución podríamos garantizar mayor participación y voz a los habitantes y pueblos originarios del país, sin el gasto de recursos que significa crear una nueva Carta Fundamental”.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
DiputadosIván NorambuenaNueva CPE

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes