lee nuestro papel digital

Desarrollo

Lanzan proyecto financiado por GORE Biobío que busca fortalecer la seguridad hídrica de la región

Seguridad Hídrica para la Adaptación al Cambio Climático es el nombre de la iniciativa que, durante 24 meses y con un financiamiento de 719 millones de pesos, pretende generar diálogo entre las autoridades regionales, organizaciones y personas vinculadas los distintos usos del agua en la Cuenca del Río Biobío. Realizar propuestas que aborden las falencias que existen en el sistema de gestión actual es uno de sus desafíos.


 Por Prensa La Tribuna

Foto lanzamiento Seguridad Hidrica

De un tiempo a esta parte, la disponibilidad de agua se ha transformado en una de las principales preocupaciones a nivel mundial, y por supuesto, nuestro país no está ajeno. De hecho, se proyecta que Chile será uno de los países fuertemente afectados por los efectos climáticos del calentamiento global: la mega sequía observada en el territorio es un ejemplo concreto.

Una realidad que detectó el Centro Regional de Estudios Ambientales de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (CREA); desde el 2014, ha generado relevantes estudios medioambientales con el propósito de articular a los actores vinculados la gestión del agua, consolidando la comunicación y el trabajo colaborativo.

En ese contexto surge el proyecto “Seguridad Hídrica para la Adaptación al Cambio Climático”, iniciativa financiada por el Gobierno Regional del Biobío a través del Fondo de Innovación para la Competitividad y que será ejecutado por el CREA de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

Un programa que fue lanzado en sociedad hace algunos días en conjunto con las autoridades regionales y provinciales, y que contó con una extraordinaria convocatoria: casi un centenar de representantes de Servicios Sanitarios Rurales y organizaciones de usuarios de aguas de la Región, representadas en la Junta de Vigilancia de la Cuenca del Río Biobío.

Para el representante provincial del GORE Biobío, Hugo Inostroza, el proyecto tiene una importancia para la agenda local “la gobernanza del agua que se instalará va a permitir tomar decisiones e instalar una política regional, que es uno de los desafíos y compromisos propuestos por nuestro Gobernador Rodrigo Díaz”. 


En efecto, “Seguridad Hídrica para la Adaptación al Cambio Climático” trabajará con 20 comunas de la Región del Biobío: Alto Biobío, Antuco, Santa Bárbara, Quilleco, Quilaco, Tucapel, Mulchén, Los Ángeles, Negrete, Nacimiento, Laja, San Rosendo, Yumbel, Santa Juana, Hualqui, Chiguayante, Concepción, San Pedro de la Paz, Hualpén y Cabrero. 

Al respecto, el encargado del proyecto, Pablo González, señaló estar contento por la gran participación en la actividad de lanzamiento y la positiva valoración por parte de los actores involucrados ya que, en un escenario de emergente escasez hídrica, “levantar propuestas y transferir soluciones para enfrentar los desafíos que existen en el sistema de gestión actual del agua es muy relevante”, destacando que el programa permitirá realizar análisis de calidad de aguas en cauces naturales y en puntos de captación de sistemas sanitarios rurales; ejecutar actividades y material de capacitación orientado a los distintos actores según las brechas detectadas y realizar campañas de sensibilización y difusión que permitan instalar la seguridad hídrica como un desafío de toda la población regional, entre otras acciones en torno a la gobernanza del agua, sus usos ecosistémicos, la gestión de aguas subterráneas y la eficiencia hídrica contempladas en el proyecto. El académico agregó que “los problemas que enfrentan los distintos usuarios del agua y la información que levantemos, respecto de la calidad y cantidad del agua, facilitará la toma de decisiones de los actores relacionados, incluyendo organizaciones de usuarios de aguas vinculadas al uso agrícola y también a los Servicios Sanitarios Rurales, sectores fundamentales para el desarrollo regional”.

La jornada, que se desarrolló en la comuna de Los Ángeles, contó con la exposición de la Presidenta de la Asociación Gremial de Servicios de Agua Potable Rural de la Provincia del Biobío, Miriam Cárcamo quien consideró “que es una tremenda oportunidad de asegurar el agua para el consumo humano (…) agradezco a todos los entes que han propiciado esta iniciativa porque es necesario hoy más que nunca, sobre todo en nuestra provincia”, señaló.

El proyecto FIC-R “Seguridad Hídrica para la Adaptación al Cambio Climático” cuenta con un financiamiento de 719 millones, beneficiará a 42.835 personas de la provincia del Biobío y 7.196 personas de la provincia de Concepción de manera directa, a través del trabajo principalmente con Servicios Sanitarios Rurales, Organizaciones de Usuarios de Aguas, municipios y la ciudadanía en general.  


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Gore BiobíoLa Tribunaseguridad hidrica
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes