lee nuestro papel digital

Desarrollo

Buscan alternativas para mejorar frecuencia en locomoción rural e interurbana en Biobío

Entre las necesidades están mejoras tecnológicas que permitan conocer en qué horario pasarían los buses y la posibilidad de pagar con tarjetas en lugar de dinero en efectivo.


 Por Jorge Guzmán B.

pm 1 0303
La antigüedad las flotas está cerca del máximo permitido por la ley, por lo que la renovación de las máquinas es un aspecto en el que se está trabajando desde el servicio público, a través de subsidios estatales.

Diversos problemas a solucionar relacionados a las condiciones traídas por la pandemia y la regulación del servicio de buses de la locomoción rural e interurbana mencionó el seremi de Transporte y Telecomunicaciones de la Región del Biobío, quien en conversación con Diario La Tribuna señaló que dichas medidas permitirían mejorar la calidad de vida de los usuarios en esta materia.   

Jaime Aravena, manifestó que “la pandemia lo que trajo fue una baja de la demanda y una salida de conductores de buses tanto de trayectos interurbanos como rurales a otras actividades porque vieron una disminución en sus ingresos, considerando que reciben parte de lo recaudado con la cantidad de pasajeros que suben, por lo que recuperar esa fuga y la demanda por los servicios ha sido un proceso lento.  Ese es uno de los problemas, otro consiste en que, con la vuelta a la presencialidad de las clases y los trabajos han generado mayor demanda, lo que no ha ido de la mano con la oferta como quisiéramos”.

Aravena agregó que “hemos tenido además dificultades adicionales, como el término de las operaciones de Buses Jota-Be, que tenía un recorrido rural importante hacia Yumbel, desde Los Ángeles o el recorrido a Santa Bárbara, donde Buses ASET decidió eliminar ciertos horarios debido a la baja cantidad de pasajeros, por lo que el estado de los buses rurales en general se ha centrado en la recuperación de la demanda, que ha sido lento y el término de algunos servicios para movilizarse de ciertos lugares a otros”.

TRANSPORTE EN SECTORES RURALES

Respecto a la calidad del servicio tanto de buses rurales como interurbanos, el seremi de transporte y telecomunicaciones indicó que “es la misma, se espera que los buses estén sanitizados y aseados, con conductores que tengan su licencia profesional al día, que se respeten las medidas sanitarias como el uso de mascarillas al interior de los vehículos y tarifas publicadas, es decir, no hay una diferencia en términos de exigencia a la condición de interurbano y rural, sino que solamente en su funcionamiento”. Lo anterior significa, según lo explicado por el vocero ministerial que “la demanda por el transporte se verá directamente relacionada a su frecuencia, mientras más distancias tienen que recorrer estos transportes son más distanciadas, porque no viaja tanta gente o porque la disposición de buses hace que en ir y volver se demore mucho más, considerado que trayectos de más de 200 kilómetros significan horas de viaje, mientras que los buses rurales tienen frecuencias más altas porque el trayecto es más corto, por lo que van y vuelven con mayor frecuencia”.

Jaime Aravena explicó que “en caso de regularse la locomoción a sectores rurales, se podría exigir obligaciones de regulación, no quedando en ese caso a libre disposición de la empresa la tarifa ni la frecuencia que tendrá, sino que al estar regulado está obligado a cumplir la frecuencia y cobrar la tarifa establecida mediante un cálculo de polinomio, pero cuando no están regulados, como es el caso de la mayoría de los buses rurales, ellos tienen libertad de fijar sus tarifas y esta es la  principal diferencia entre los servicios”. Respecto a los aspectos a mejorar en este tipo de movilización, el seremi de Transporte y Telecomunicaciones de Biobío indicó que “si bien va de la mano con los ingresos que reciben los prestadores de servicios de buses rurales, se podría trabajar en la antigüedad de la flota, ya que los buses rurales, en general, están llegando a antigüedades de entre 20 a 19 años, es decir están al límite de lo máximo que pueden llegar a tener, que son 23 años, entonces la flota está envejecida, por lo que es importantísimo que la renueven y para ello nosotros hacemos una postulación a beneficios, que en este caso es un subsidio llamado “Renueva Tu Micro”, que financia el Gobierno Regional, a la cual le hemos inyectado muchos recursos con la venia del gobernador para que efectivamente se pueda renovar la flota que esté muy antigua, así que ahí habrá una oportunidad para que la gente pueda postular a ese subsidio y renueve sus vehículos”

MEJORAR DIGITALES En términos de calidad de servicio, Aravena dijo que “hay que introducirle mejoras tecnológicas al transporte en general, en particular a los rurales, para que tengan mejor exploración del servicio, es decir GPS por ejemplo, para que la gente sepa dónde está el bus y poder ver que llega al final de su recorrido, que cumplan con el trayecto, pero también para que los usuarios sepan a qué hora pasa el bus, o que pueda pagar con tarjeta, uno esperaría que esas cosas en el futuro se pudieran ir dando en el transporte público en general, pero en particular en el caso rural porque lo necesita más en tanto su calidad de servicio no está regulada y queda más a la voluntad de la empresa que de la obligación con el Estado, para lo que necesitamos dotar de las mismas condiciones que se dan en ciudades grandes como Concepción y Los Ángeles a los sectores rurales, de manera que tengan el mismo acceso, internet, velocidad y calidad telefónica para acceder a estas prestaciones, de lo contrario se vuelve letra muerta”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
locomocion colectiva los angeleslocomocion interurbana biobiolocomocion rurallocomocion rural biobio
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes