lee nuestra edición impresa

Desarrollo

Presentan inédito proyecto de soterramiento en zona rural de Mulchén

La comuna será la primera de cinco ciudades donde Grupo Saesa concretará iniciativas de soterramiento.


 Por Jorge Guzmán B.

WhatsApp Image 2021-10-28 at 16.56.59
Este proyecto de soterramiento en el sector rural de Mulchén busca mejorar la continuidad del suministro eléctrico, disminuyendo el impacto visual y medioambiental al no contemplar postes.

Con la presencia del director regional del Biobio de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, Manuel Cartagena, el gerente de Frontel Biobío, Fernando Caire, presentó el proyecto piloto de electrificación rural con método constructivo de arado.

En plan busca innovar en el desarrollo de redes soterradas, como una alternativa de red más segura y confiable, en cinco comunas del sur del país. El ejecutivo de Frontel mostró en terreno los trabajos que actualmente se realizan en Mulchén y explicó cómo esta iniciativa beneficiará a los habitantes de la ciudad.

Este proyecto de soterramiento en el sector rural de Mulchén busca mejorar la continuidad del suministro eléctrico, disminuyendo el impacto visual y medioambiental al no contemplar postes. Se trata del primero de cinco proyectos que Grupo Saesa concretará en sectores rurales del sur de Chile con este método constructivo entre 2021 y 2022, contemplando –en total- 50 kilómetros de soterramiento.

Estas obras posicionan a Frontel como pionera en la implementación del sistema de arado en proyectos de soterramiento, impulsando iniciativas sustentables y amigables con el medioambiente.

En el caso de Mulchén, las obras contemplan un total de 16 kilómetros de soterramiento, beneficiando a 780 clientes de Frontel en la comuna; de esta forma, otorgará mayor flexibilidad a la red eléctrica de la ciudad y disminuirá los tiempos de respuesta en caso de registrarse alguna falla. La puesta en servicio de esta iniciativa se proyecta para fines de noviembre próximo.

Líneas soterradas

Este método constructivo permite soterrar entre 0,8 y 1,2 kilómetros por día, permitiendo agilizar su puesta en marcha. Además, se adapta a las condiciones de suelo, ya que posee una alta capacidad de carga de conductores y arrastre, y ofrece un tendido de cable respetuoso con el medioambiente.

Además, una línea soterrada trae consigo otros beneficios, como la modernización del sistema eléctrico, una mejora en cuanto a la contaminación visual y contribuye a entregar una mejor calidad y continuidad de servicio a los habitantes de la zona.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
frontelfrontel biobiofrontel mulchensuperintendencia de electricidad y combustibles

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes