suscríbete al boletín diario

Desarrollo

Supermercados locales apuestan por el trato personalizado y diferenciación para competir con grandes cadenas

Se han mantenido competitivos a pesar del tamaño de la competencia y apuestan por una oferta y trato diferenciado de las cadenas tradicionales.


 Por Jorge Guzmán B.

foto nota supermercados
Los supermercados locales han logrado mantenerse compitiendo con las grandes cadenas, apoyando también a los emprendedores de la zona con una plataforma para ofrecer sus productos.

Mercados locales compiten con las grandes cadenas nacionales con su oferta y trato especializado, manteniendo la identidad y tradición del comercio local e impulsando al emprendimiento angelino hace años, incluso en pandemia.

Rodrigo Miranda, dueño del supermercado Super M cuenta que “la competencia en precios y volúmenes de compra son duros. Pero lo que diferencia a este de otras cadenas es el servicio y los productos que ofrecemos”.

El servicio de Super M es “más personal”, dice. En el negocio local,  manejan el concepto de compra antiguo: “cuando vienes a Super M te atienden y además no somos tan grandes, lo que hace que el proceso de compra sea más rápido”.

Al día de hoy cuentan con tres salas de venta, y la cuarta está en proceso para poder abrirse.

IMPULSANDO LO LOCAL

Otra diferencia entre este tipo de mercados y las grandes cadenas nacionales, es el trabajo con productores locales: “a veces los proveedores pequeños no pueden llegar a abastecer a las cadenas de supermercados por su tamaño. Pero nosotros los recibimos y potenciamos a estos productores locales, dándoles cabida en el mercado angelino”.

De hecho, según Miranda, “la pandemia ha llevado a muchos emprendedores a ofrecer productos de calidad y nuestro norte es apoyar a ese proveedor local. Con esto, no solo se diferencian de las cadenas en la variedad de productos, sino que en la calidad de los mismos”.

TRATO DIFERENTE

También en el trato se refleja lo que estos supermercados locales entregan, que las grandes cadenas normalmente no. “A la gente le gusta poder preguntar sobre lo que compra, por el trato más personalizado”.

Incluso los trabajadores en Super M “están más comprometidos con el negocio en el que llevan años trabajando, lo que nos ayuda a entregarles a todos mejor rentabilidad por las tareas que realizan”.

Y no es solamente el trato, sino que la actual condición sanitaria a nivel mundial, por el coronavirus, lo que ha llevado a que la gente busque “locales más chicos, con menos cantidad de personas circulando, que se siente más seguro”.

LA MANTENCIÓN DE LA TRADICIÓN

Enrique Kuncar, dueño de Supermercado Único de Los Ángeles, comenzó en el negocio de este supermercado hace 42 años. Cuenta que los clientes valoran esta historia de identidad que comenzó en Mulchén, expandiéndose luego a Laja y Los Ángeles, entre otras ciudades.   “Hemos podido competir con las cadenas gracias a nuestro emprendimiento “del pueblo y del emprendedor”, comentó.

Al igual que en el caso de Super M, Kuncar cuenta que su servicio “se centra en el cliente”, hasta el punto en el que siente que ya “somos parte de la comunidad”.

A su vez, la carnicería que tiene Supermercado Único, por ejemplo, trabaja con productores de carne locales “que entregan mayor calidad”.

Y el dueño de Supermercado Único también mantiene el negocio, por su espíritu de “mantener lo  angelino” en un mundo cada vez más globalizado, pero que aún tiene cuenta con defensores de la empresa local.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
super msupermercado los angelessupermercado unicosupermercados los angeles

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes