lee nuestro papel digital

Deportes

El alcohol y otras excepciones del Mundial más allá de la desinformación


 Por Norman Matus

El alcohol y otras excepciones del Mundial más allá de la desinformación
Wscultura instalada en el Muelle de Pescadores de La Corniche que marca el tiempo que falta para el inicio de la competición. EFE/ Alberto Estévez

¿Se puede beber alcohol durante Qatar 2022? ¿Las parejas homosexuales tienen prohibida la entrada? ¿Deberán las mujeres cubrirse la cabeza? Las dudas y la desinformación confunden a los aficionados, que durante el Mundial gozarán de excepciones a la legislación catarí.

Entre esas prerrogativas, el anfitrión del torneo de la FIFA ha habilitado puntos especiales para la venta de alcohol y espacios para recuperarse de la embriaguez disponible para los aficionados, así como permitirá la exhibición de banderas LGTBI, a pesar de que la homosexualidad está penada por la ley catarí.

El rechazo a la elección de Qatar como sede del Mundial y la preocupación por las consecuencias de actuar contra sus leyes ha generado en los últimos meses desinformación sobre las prohibiciones vigentes, como supuestas penas de cárcel por lucir el estandarte arcoíris o un cartel con falsas restricciones.

HABRÁ ALCOHOL PERO NO EN TODOS LOS LUGARES

Catar permite la venta y la ingesta de estas bebidas a personas mayores de 21 años en hoteles, restaurantes y bares con licencia, pero nunca en la calle u otros lugares públicos.

Durante la celebración del Mundial, se habilitarán “áreas adicionales” en las que “habrá bebidas alcohólicas disponibles”, explican a EFE fuentes de la Embajada de Qatar en España.

Estos puntos estarán dispuestos en las inmediaciones de los estadios, donde se venderá alcohol únicamente durante las tres horas previas al arranque de los partidos y la hora posterior a la finalización de los mismos.

Además, una peculiaridad de este Mundial es que las autoridades cataríes establecerán áreas de “recuperación” para aquellos aficionados que se encuentren en estado de embriaguez, según explicó en una entrevista en Sky News Nasser Al-Khater, director ejecutivo de Qatar 2022.

En todo caso, al margen de estas exenciones, la legislación catarí establece que “es un delito beber alcohol o estar ebrio en público”.

De hecho, beber en un lugar no habilitado para ello puede suponer una pena de prisión de hasta seis meses o una multa de hasta 3.000 riales cataríes, alrededor de 800 euros, según informa el Ministerio de Exteriores británico en su web.

Asimismo, fumar está prohibido en todos los espacios públicos, incluidos museos, clubes deportivos, centros comerciales y restaurantes.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Mundial de Qatar 2022
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes