lee nuestro papel digital

Deportes

Diego Ruíz: “El fútbol fue algo hermoso que me tocó vivir pero hoy ya estoy del otro lado”    

“Nunca fui un jugador muy mediático y por ahí, hay jugadores que sienten esa necesidad de seguir ligados al fútbol, como técnico o en otras áreas, yo en lo personal estoy solo abocado a la Academia”.


 Por Norman Matus

24-01-2019_18-25-271__20.1-1024x681

El goleador argentino, Diego Ruiz, llegaba el año 2015 a la azulgrana, club que recientemente había ascendido a la Primera B y que para esa temporada era dirigido técnicamente por Nelson Soto.

Lo que no sabía “El Tanque” como lo apodan, era que su llegada a Los Ángeles se transformaría en su última estación en el fútbol profesional y que además terminaría afincándose en la ciudad.

La carrera del goleador, se inició en 1997 como jugador del club argentino Lanús. Un inicio que le llevaría a jugar además, en clubes de Argentina, destacando su paso San Telmo, Atlético Ñuñorco y Atlético Tucumán para luego, salir de las fronteras jugando en recónditos lugares, como en Rumania o Azerbaiyán para terminar su ciclo en el fútbol profesional en Chile.

Hoy Diego Ruíz vive feliz en Los Ángeles junto a su familia, trabajando a la par con su socio y compañero de fórmulas, el también ex iberiano y campeón con Cobreloa, (parte de su currículo), Diego Guidi.

Ambos son socios en la Academia de Fútbol “Ruiz – Guidi” que trabaja en la formación de jóvenes promesas del fútbol.

“Estamos muy bien en la Academia, trabajando con todos los grupos en forma casi normal, en comparación a meses en el cual tuvimos meses duros a consecuencia de la pandemia que, nos costó retomar nuestras actividades”, señaló a Tribuna Deportiva.

“Estamos entregando las herramientas necesarias para que nuestras jóvenes promesas, si alguno se lo propone, pueda seguir esta carrera de futbolistas”, sostuvo Ruíz.

SIETE AÑOS FUERA DEL FUTBOL PROFESIONAL

Siete años han transcurrido desde que “El Tanque” colgó los botines para siempre. “Me costó mucho el entender que dejaba el fútbol profesional, porque sentía que podía haber jugado un poco más”, detallaba.

Agregó que no fue fácil la decisión, pues por un lado estaba el tema económico y por otro lado la pasión que le entregaba al deporte que más ama.

“Por otro lado costó el dejar de ser reconocido, en que la gente te saludara y que los medios de comunicación te llamaran, aunque por mi personalidad no fue un factor que extrañara en demasía, pero fue difícil adaptarme”, puntualizaba Ruíz.

“Llegó el final de una hermosa carrera. Yo fui quien decidió iniciar este camino, y quiero ser yo, quien lo termine. Agradecer a cada uno de los clubes que confió en mí en lo deportivo, con altos y bajos, pero como persona, siempre de una misma línea. El Nº9 me marcó por siempre”, así lo dejaba de manifiesto en su twitter.

EL HOMBRE DE LOS GOLES AZULGRANA

Defendiendo por tres años la camiseta de Iberia, el delantero logró jugar en el cuadro azulgrana tras retornar a Primera División “B” del Futbol Profesional en 2014. Posteriormente tendría que vivir el descenso, luego del empate 1-1 ante San Marcos de Arica.

Tras el encuentro, el llanto y lamento de Diego Ruiz recorrió Chile. El argentino dejó claro su deseo de seguir vistiendo la camiseta azulgrana, ya que se atribuyó toda la culpa por el legítimo gol anulado.

Ante la pregunta si luego del descenso, había tenido la oportunidad de regresar al municipal angelino, Ruíz dijo que solo una vez, cuando fue invitado por la presidente de Iberia para recibir un reconocimiento. “Las ganas no me faltan por volver al municipal y ver un partido de Iberia. Tengo los mejores recuerdos del club al cual sigo su campaña, esperando que puedan repuntar y alejarse de la zona de descenso”.

Sobre ese  

“FUE UN DURO MOMENTO”

Pese a los años que han transcurrido, “Iván Drago”, como también lo apodaban, aún tiene en su memoria esa fatídica jornada en que Iberia pierde la categoría ante San Marcos de Arica. “Fue un momento duro que nos tocó vivir, a parte que me sentía muy identificado con el club, la gente me demostró todo su cariño y obviamente que duele, aun veo la jugada del gol que Julio Bascuñán nos anuló. Uno sabe en qué posición se encuentra en la cancha y ese día sabía que el gol era legítimo, es más yo creo que hoy con Var, esa jugada es gol legítimo”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
DEPORTES IBERIADiego RuízLos Ángeles
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes